Argentina no estuvo bien y fue derrotada por Japón.

La Sub-23 no hizo un buen papel y la pasó mal en su segundo amistoso contra el mismo rival.  




Cuando se creía que Argentina iba a mejorar su juego con respecto al amistoso del día viernes, sucedió todo lo contrario. En grandes pasajes del partido, Japón fue ampliamente superior a nuestros jóvenes. Se vienen los Juegos Olímpicos y Batista deberá corregir muchas cosas.

En los primeros minutos se observaban falencias del partido anterior. Más precisamente en la defensa de Argentina. No había seguridad en la salida y los pases eran tan lentos como previsibles. Por eso, Japón tomó como idea presionar ese sector para incomodar a los dirigidos por el Bocha. Tal es así que la gran estrella Kubo desbordó por derecha e intentó buscar a un compañero, pero no llegó nadie. Avisaban los rivales.

Después ninguna Selección arriesgó tanto y el partido entró en una laguna. Pero Seko, defensor central, envió una pelota de frente contra la defensa de Argentina, que tomó Hayashi y definió muy bien ante la salida del arquero Ledesma. Japón había hecho bien las cosas y recibía su premio.



En el complemento, Argentina mejoró con la posesión de la pelota pero no encontró la profundidad necesaria. El destacado Kubo hizo una espléndida jugada individual que terminó con Soma rematando en el palo de Ledesma. Rápidamente, Bernabei y Brunetta respondieron formando ataques en el mediocampo. Aún ante esto, la Albiceleste seguía sin encontrar ese último pase.

Apareció Adolfo Gaich para Argentina creando una jugada individual. Controló muy bien la pelota para rematar contra el palo del arquero Tani. El goleador estaba fastidioso porque no había tenido tanta acción, entonces recurrió a ese método.

Otra vez Kubo en Japón. Ejecutó un córner desde la izquierda, Argentina marcó muy mal y esto le permitió a Itakura impactar la pelota con su cabeza y hacer el segundo gol del partido. Desconcierto total en los chicos, esto desarmó completamente lo que estaba haciendo bien nuestra Selección. Tal es así que solo cuatro minutos después, un córner desde el mismo lugar y con los mismos protagonistas fue el 3 a 0 para los rivales.

Argentina en el primer partido no había hecho un papel de 10 puntos, pero se creía que en este iba a mejorar. Eso no sucedió y el golpe fue duro. Está claro que faltan muchos protagonistas que los Clubes de nuestro país no quisieron ceder, por eso Fernando Batista no pudo armar un equipo ideal y con los intérpretes que él quisiera. El 21 de abril en Zúrich será el sorteo de los Torneo Olímpico de fútbol, que se jugará del 21 de julio al 7 de agosto. Esperemos que allí los dirigentes quieran dar a sus futbolistas por el bien de nuestra Selección.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39