Argentina cumplió y le ganó el primer duelo a Japón.

En el primer partido de la doble fecha de amistosos, la Albiceleste se impuso contra los Japoneses. 



Después de más de un año sin fútbol, los dirigidos por Fernando Batista volvieron al ruedo pensando en los Juegos Olímpicos que se disputarán este año. Por ende, se están preparando con una doble fecha de amistosos contra un mismo rival: Japón.

Una de los detalles más destacados fue que la idea del Bocha, aquella que triunfó en el Preolímpico,  estuvo muy presente en el primer partido contra Japón. Si bien el Primer Tiempo fue mejor que el Segundo, Argentina mantuvo una línea de juego muy evidente y destacable, ya que el tiempo sin partidos podría haber afectado esto.

En el comienzo del partido, la Albiceleste tuvo sentidos homenajes a tres personas históricas de nuestro país que fallecieron hace un tiempo, Diego Maradona, Alejandro Sabella y Leopoldo Jacinto Luque. Todos los muchachos presentes lucieron una camiseta con el número 10. Es el primer Combinado Nacional en disputar un encuentro post muerte de Pelusa.

Cuando la pelota comenzó a rodar, Argentina tenía dinámica y velocidad en la zona creativa pero cierta lentitud en la defensiva. Por eso es que Santiago Colombatto perdió una pelota y el arquero Jeremías Ledesma desactivó un posible ataque de los rivales.

Pero Argentina no se distrajo y continuó haciendo buenos papeles ofensivos. Antes de llegar a los 10 minutos, Adolfo Gaich hizo una muy buena jugada por el sector derecho, sacó un centro y Fernando Valenzuela impactó a la pelota de cabeza, y ésta se estrelló contra el travesaño del arquero Japonés. Fue una buena aproximación, sobre todo por el cambio posicional de algunos futbolistas.

Japón interpretó muy bien que Argentina no defendía bien y siguió atacando. Con una buena triangulación por el sector izquierdo que derivó en un desborde, centro atrás y allí apareció Valenzuela para quitar la pelota y evitar que Tagawa rematara al arco. Sufrió el Bocha Batista.

Claro que en esos momentos se jugó un partido de ida y vuelta, para que ningún equipo quede detrás en el rendimiento. Con muchos pases previos, Agustín Urzi habilitó a Fernando Valenzuela, donde tuvo una nueva presencia, remató muy bien pero otra vez el travesaño le negó su tanto.



Aprovechando esa confianza futbolística, Argentina tomó el protagonismo y Matías Vargas combinó con Valenzuela en el sector derecho, el Monito llegó a la línea de fondo para enviar un centro y que Adolfo Gaich, siempre él, se eleve e impacte la pelota de cabeza y marcara el primero. ¿Cuándo no? Más allá de lo que hizo éste jóven en San Lorenzo, me da la sensación de que la confianza que le dio en su momento Fernando Batista fue vital en su carrera.

Argentina se relajó en ese momento y Japón tomó la posta del partido. Por eso, la Albiceleste sufrió. Pero los rivales no llegaron a tener la profundidad necesaria para hacer un daño contundente, y solo se limitaba a rematar desde afuera del área, y eso no complicó a los dirigidos por el Bocha, que contestaron con otra muy buena triangulación entre los Valenzuela y Urzi, que este último remató y el arquero rival controló.

Un complemento gris para la Selección Argentina. Japón dominó en gran parte la pelota y la velocidad del juego. Se jugaba como ellos querían. Pases filtrados, diagonales, dinámica, intercambios posicionales y una jugada que era muy peligrosa y que el gran Jeremías Ledesma, de buen partido, desafectó. Después apareció Kubo, que le ganó el duelo a Nehuén Pérez e intentó sacar un centro para la llegada de Tagawa pero nuestro arquero manoteó con lo justo y evitó el empate.

Japón no se rendía y un centro de Soma y la pelota, tras un toque de Meshino, le quedó a Kubo, que remató y se fue muy cerca del arco. Ante eso, Batista metió mano e hizo ingresar a Rollheiser, Lucas González y Bernabei. Buenos cambios. Con estos futbolistas, Argentina logró acomodarse un poco más en el partido.

La Albiceleste ganó un partido duro. Por la falta de ritmo que tenía y por el rival que nunca entregó nada. Por eso, la victoria es muy importante y el lunes enfrentará al mismo rival, seguramente con caras distintas. Aprobó el exámen Argentina.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39