Vergüenza y decepción: Las palabras exactas para describir el Mundial de Clubes de Palmeiras

El “Verdao” llegó Qatar con la ilusión de alcanzar la cima del mundo y volvió a Brasil con las manos vacías.



Palmeiras obtuvo el cupo al Mundial de Clubes 2020, que fue celebrado en Qatar del 4 de febrero al 11 del mismo, en representación a la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol), tras su consagración de la Copa Liberadores 2020.



Desde que inició este formato de competencia en el año 2005, en el cual sumaron a los campeones de los otros continentes, el campeón de la Copa Libertadores solo puede medirse ante el campeón de Champions League en la instancia final y no en una fase previa. Además, estos dos equipos gozan el privilegio de comenzar dicho certamen desde las semifinales.



Este "mini mundialito" le permitió soñar a los dirigidos por Abel Ferreira enfrentarse a los mejores jugadores de la élite mundial, que vendrían a ser los campeones de la Champions League. Este año el protagonista fue el poderoso Bayern Munich, que iba, nada mas y nada menos, en busca de su sextete, tras haber ganado todo lo que tenía a su alcance en la temporada 2019/20. (Cabe recordar que este torneo, al igual que muchos otros, se vieron obligados a atrasarse por la pandemia del Covid-19).


Foto de "Marca"


Pero para que eso ocurra, el "Verdao" debía superar las semifinales ante Tigres de México, campeón de la Concachampions, que venía de ganarle por 2 a 1 al Ulsan Hyundai de Corea del Sur, vencedor de la Liga de Campeones de la AFC (Confederación Asiática de Fútbol)El último antecedente entre un equipo de la Conmebol contra uno de la Concacaf había sido en la edición del 2017, cuando Gremio venció por 1 a 0 al Pachuca en tiempo extra


El partido que jugó el Palmeiras el domingo pasado fue decepcionante y perdieron merecidamente por 1 a 0, con gol de penal del número 10 francés Andre Pierre Gignac, uno de los máximos ídolos que tiene los "Felinos". De esta manera, Tigres se convirtió en el primer club que representa a la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) en llegar a una final de clubes y en el primer equipo mexicano en ganarle a uno de la Conmebol.


El día de ayer, el conjunto paulista disputo su segundo y último partido de la competencia, por el tercer y cuarto puesto, ante el Al Ahly de Egipto, ganador de la Liga de Campeones de la CAF (Confederación Africana de Fútbol). Sin mucho juego en ambas escuadras, los 90 minutos y el tiempo extra llegaron a su fin sin goles, y la medalla de bronce se tuvo que decidir desde los 12 pasos. Finalmente, los africanos salieron vencedores por 3 a 2, por los penales errados de Rony, Luiz Adriano y Felipe Melo el último, sin que sirvieran los aciertos del capitán paraguayo Gustavo Gómez y el de Gustavo Scarpa.


Así fue como Palmeiras firmó la peor marca de un equipo sudamericano en la historia de los Mundiales de Clubes. Entre las principales figuras que fueron parte de este papelón histórico se encuentran el portero Weverton, los defensas Gustavo Gómez y el uruguayo Matías Viña, el volante Gabriel Menino y los delanteros Rony y Luiz Adriano, quienes fueron parte del 11 ideal de la Libertadores 2020.


Nota realizada por Benjamín Plá Cárdenas https://twitter.com/benjaplac