¿Qué caras nuevas tiene Atlanta?

 Ante la partida de 13 jugadores (los 12 mencionados en la nota anterior y ayer Mílton Giménez), el bohemio se vio en la necesidad de reforzarse de cara a la próxima temporada para poder luchar por el ascenso. ¿Quiénes llegaron? Ahora te lo contamos.

El primero en llegar fue él; Walter Erviti, el técnico de 40 años, que tendrá su primera experiencia como entrenador en el bohemio, en la que continuará el trabajo hecho por Alejandro Orfila y Fabián Lisa con el fin de poder crear un equipo con el que el hincha se sienta identificado, en sus propias palabras.


El segundo refuerzo, que es necesario catalogarlo como tal fue la renovación del contrato de Juan Francisco Rago, el único jugador que firmó la extensión luego de que terminara la temporada y que seguirá vinculado al club del que es capitán. Una gran noticia para los hinchas del bohemio.


Ahora si, los que vienen de afuera. La cuenta oficial de Atlanta fue informando de a tandas los refuerzos que fue incorporando, y en la primera de ellas presentó a Damián Tello, arquero de 25 años proveniente de CADU y con pasado en Deportivo Maipú, que será suplente de Rago y buscará ganarse un lugar en el 11 titular.


El otro refuerzo presentado en esa tanda fue Gabriel Ramírez, mediocampista de también 25 años con pasado en Quilmes y Boca Unidos, con características más de juego que de marca, que intentarán suplir las partidas de Valdez Chamorro y de Talpone, quienes solían ocupar el puesto de interno derecho en el habitual 4-3-3 del bohemio.


El, sin lugar a dudas, refuerzo más potente de Atlanta en el mercado, es la vuelta de Ignacio Colombini al club. El delantero de 28 años, que había anotado 17 goles en 34 partidos con el bohemio en la temporada 2018-2019, quedó libre de Defensor Sporting de Uruguay y pegó la vuelta a Villa Crespo, donde se necesitan goles. En un video publicado por la cuenta de Atlanta en Twitter manifestó estar muy contento con poder volver y que estaba esperanzado por lo que podía ser un buen futuro.


Hablando de ilusionarse con un futuro prometedor, así deberían estar los hinchas con Gonzalo Cassaza, mediocampista central de 21 años que llega al bohemio con una misión más que difícil, suplir la ausencia de Previtali, que emigró a Independiente del Valle. El jugador que pertenece a Lanús goza de un gran manejo de pelota que ayudará a la construcción de juego en el bohemio.


Otro refuerzo con pasado en Lanús es Pablo Martínez, delantero paraguayo de 24 años zurdo y muy veloz que intentará pelear un puesto en un ataque bohemio que sufrió las idas de Julián Marcioni, Milton Giménez, Braian Oyola y Leandro Marinucci, por lo que las oportunidades que tenga deberían ser bastante elevadas para mostrar su nivel y aportar en goles al bohemio.


Ante la ida de Axel Ochoa y la necesidad de un lateral izquierdo, llegó Lucas Medina, de 25 años, que proveniente de Acassuso peleará un puesto en la titularidad con Ramiro Fernández, de gran final de temporada en la que acaba de terminar.


Ante la ida de Matías Molina, lateral derecho que se había afirmado como titular y era un asegurado en el 11 bohemio, la antítesis parece ser la juventud. Esta vez, confiaron en Mauro Luque, de 21 años que llega desde Racing en busca de minutos y de poder hacerse un nombre no solo en el bohemio, sino en la Primera Nacional.


Otro de los puestos que necesitaba reforzar Atlanta era el del central, y aunque lo ideal hubiera sido la contratación de un zaguero derecho, Martín López es un refuerzo que promete. Zurdo, de 20 años, proveniente de Vélez y de gran porte físico peleará con Tecilla por un puesto en el 11 titular.


El último en firmar con el bohemio, aunque llegarán más refuerzos, fue Santiago Solari. El extremo derecho de 22 años se aseguró de firmar contrato con Juventud Unida antes de ser cedido al bohemio, que supo mostrar tanto interés por el jugador que un día, se concretó su llegada. Deberá probar si tanto interés estaba justificado en ese puesto que Julián Marcioni dejó libre.

Además, fueron muchos los juveniles que fueron ascendidos al primer equipo para esta temporada, y que cobrarán, con el correr de ella, más o menos protagonismo. Ellos son:

-Julián Cappelletti, arquero.

-Tadeo Denoya, marcador central.

-Marcos Roldán, marcador central.

-Valentín Carles, lateral izquierdo.

-Gonzalo Coronel, volante.

-Cristian Cuenca, delantero.

-Lucas Ríos, volante.

Y - Eugenio Olivera, delantero.

Aunque seguramente lleguen más, estas son las altas con las que Atlanta contará de cara a la próxima temporada, a confiar en todos si se quiere ascender.

Por Santiago Stekolschik 

Tw: @santichekoo