Doble victoria en los amistosos del bohemio

 En una serie de amistosos que enfrentaron a Atlanta y a Fénix en el predio Antonio Carbone (donde entrena el bohemio), el club de Villa Crespo se llevó dos victorias: 1-0 y 5-0 en lo que implicó el debut de Walter Erviti como técnico bohemio.


Después de la agitada temporada 19-21 y un mercado de pases que aún no termina, la pelota debía volver a rodar en Atlanta, y así fue. Bien temprano, el bohemio ya se disponía a jugar el primero de los dos amistosos, cada uno con dos tiempos de 35 minutos. Para ese primer duelo Erviti alineó un equipo más "titular", con jugadores que ya venían siendo protagonistas y nuevos refuerzos, de lo cual salió este 11: Juan Francisco Rago; Leonardo Florez, Alan Pérez, Nahuel Tecilla, Lucas Medina; Alejo Dramisino, Joaquín Ochoa Giménez; Pablo Martínez, Eugenio Olivera y Fabricio Pedrozo.

El nivel de Atlanta estuvo lejos de ser el deseable. Fénix llegó mucho más y estuvo cerca del gol en varias ocasiones, salvando Rago muchas de ellas. En el juego áspero el equipo de la B Metro achicó las diferencias futbolísticas y casi lo gana. A pesar de eso, el partido se decidió en una jugada puntual: un error fatal del arquero. Un despeje rebotó en Eugenio Olivera y salió disparado sin escalas a la red. El resultado se mantuvo hasta el final de esos 35 minutos. Un 1-0 que habla sobre el trabajo que queda por hacer.

El segundo encuentro fue otra cosa, un verdadero baile. Allí, un equipo de Atlanta más alternativo; un mix entre habituales titulares, suplentes y juveniles, se impuso por 5-0 ante los suplentes de Fénix. El 11 que paró Erviti fue: Damián Tello; Mauro Luque, Valentín Perales, Martín López, Valentín Carles; Gonzalo Cassaza, Federico Bisanz, Gonzalo Coronel, Juan Bisanz; Milton Giménez y Cristian Cuenca.

En un 5-0 ni siquiera hace falta hablar sobre como se desarrolló el partido. En este, si se notó la diferencia de jerarquías y el resultado dice bastante. Atlanta llegó por todos lados e hizo goles de todos los tipos: centro+cabezazo, centro y gol, penal, pateando de afuera. Así, el bohemio llegó a aumentar la diferencia hasta 5, anotando un hattrick Mílton Giménez, uno Federico Bisanz y uno Cristian Cuenca, ambos juveniles.

Desde hoy, el bohemio trabaja y entrena con los ojos en el domingo, cuando debutará por Copa Argentina ante Villa San Carlos, en lo que será el primer desafío de Walter Erviti como técnico y el oficial de Atlanta en la temporada.

Por Santiago Stekolschik

Tw: @santichekoo