Para el Diego

Luego de empatar 1-1 en los 90 minutos (Cardona y Lollo los goles), Boca superó por penales a Banfield y se consagró campeón de la Copa Diego Armando Maradona que se jugó en San Juan el domingo por la noche.




Tras la eliminación de la Copa Libertadores del pasado miércoles, Boca debía levantar la cabeza y afrontar una nueva final en su historia. Esta vez el rival fue Banfield, quien fue el mejor equipo en las fases anteriores (cuatro (4) ganados y uno (1) perdido).


El primer tiempo fue aburrido. Ambos equipos con la misma idea: ceder la pelota y esperar a alguna contra para encontrarse con la defensa rival mal parada. Una cara totalmente diferente a la que venían mostrando los dirigidos por Javier Sanguinetti y más de lo mismo por el lado de los entrenados por Miguel Ángel Russo.


El segundo tiempo iba a continuar de la misma manera. Un partido para el olvido. El colombiano Edwin Cardona se iba a iluminar unos minutos y desde su pegada los "Xeneizes" iban a convertir el primer gol del partido a los 64 minutos. Desde ahí, hasta la expulsión de Emmanuel Mas a los 87 minutos, el partido iba a seguir igual que todos los minutos: con pocas llegadas y poca presión al rival. Dicha expulsión iba a generar que Banfield se animara a atacar más (terminó con tres 9 y dos extremos) y, en la última jugada, iba a conseguir el empate que llevó el partido a los penales.


En al definición desde los 12 pasos iban a convertir todos hasta que en el tercer penal para los del Sur lo iba a errar Jorge Rodríguez. Esto llevó a que Julio Buffarini defina la serie en el quinto penal: lo anotó y, de esta manera, el club de La Boca llegue a los 70 títulos profesionales en su historia.



-Tomás Altamirano

@tomaas_bj