La gloria es del Verdao

Palmeiras derrotó a Santos por 1 a 0 con un gol al minuto 98 y es el campeón de la Copa Libertadores, la segunda en su historia.
Fuente: Olé.

Una final puramente brasileña, que se disputó en el Maracana, tuvo a Santos que llegaba tras superar a Boca, y a Palmeiras que venía de eliminar a River. A pesar de sus rendimientos en las fases previas, esta final fue totalmente distinta.

En la primera parte, el buen fútbol no se hizo presente, pero si la propuesta de pierna fuerte y fricción, donde el argentino y árbitro del duelo, Patricio Loustau tuvo que intervenir en varias ocasiones para evitar un descontrol.

Palmeiras realizó un poco más que su rival en los primeros 45, pero sin ser extraordinario. La primera mitad dejó mucho que desear de ambos lados. 
Fuente: CONMEBOL Libertadores.


En la segunda parte, en largos tramos reinó la poca actividad del primer tiempo. Solamente hubo algunos acercamientos, Palmeiras con un balón parado y Santos con un disparo lejano de Marinho, aunque no generaron peligro.

Todo ocurrió a partir de los 90, cuando se adicionaron 8 minutos: Primero, la expulsión de Cuca, el director técnico de Santos, que según la terna arbitral buscó hacer tiempo cuando Marcos Rocha intentaba tomar el balón para un lateral y empujó al técnico. Se armó una efímera tensión y se resolvió con la roja para Cuca y la amarilla para Rocha.

La definición llegó al 98 cuando Rony colgó un centro pasado al área y Breno Lopes ganó en las alturas a una tibia marca de Pará, convirtiendo el gol que le dio la gloria al Verdao. 
Fuente: CONMEBOL Libertadores.


Ahora, con el título, jugará el Mundial de Clubes en Catar, de la mano de su técnico portugués, Abel Ferreira, el tercero en la historia que logra levantar la Libertadores. 

Agustín Irazar.