Central Córdoba cerró su participación en la copa con una alegría ante Estudiantes

 Central Córdoba le ganó a Estudiantes en La Plata por 2 a 1 y cerró el campeonato con una alegría.


 El primer tiempo comenzó con un gol temprano del Pincha, en donde Cauteruccio capitalizó un mal rebote del arquero Taborda en el área y, a los 8 minutos, se puso en ventaja.

A partir de ahí todo fue cuesta arriba para el Ferroviario, que no encontró su funcionamiento hasta llegado los 30 minutos, en donde se hizo dueño de la pelota, pero las situaciones claras siempre eran para el local.

El segundo tiempo se vio otro partido, un Central Córdoba bien parado en mitad de cancha, presionando al rival y un Estudiantes muy dubitativo a la hora de salir o generar alguna situación de riesgo.

Los minutos pasaban y la visita merecía cada vez más el empate, hasta que, a los 16 minutos de la etapa complementaria, el recién ingresado Abel Argañaraz, tras una gran jugada de Nahuel Barrios, metió un cabezazo en el área chica para concretar la igualdad del encuentro.

La segunda mitad fue toda del Ferro, que le encontró la vuelta al partido y buscaba, con más ganas que juego, llevarse el triunfo. No pudo aprovechar de la mejor manera el hombre de más que tuvo por casi 30 minutos, pero quien busca mayormente encuentra y, el hombre de los golazos, lo hizo de nuevo. Cristian Vega metió un zapatazo de afuera del área y la colgó de un ángulo a los 47 de la etapa final.

Con este resultado, Central Córdoba cosechó cinco puntos en la fase complementaria de la Copa Diego Armando Maradona con un partido ganado, dos empatados y dos perdidos.

 

Autor: Martín Sequeira