River le devolvió gentilezas a Banfield

River se llevó una buena victoria como visitante por 2-0 ante un accidentado Banfield


    A grandes rasgos River volvió a jugar bien, un fútbol preciso y bien organizado, pero se tomó su tiempo, ya que durante los primeros 45 minutos el equipo revelación de la Copa de la Liga Profesional supo cómo debilitar la generación de juego del "Millonario". Aunque lo que venía siendo una utopía para Banfield pasó a ser una tragedia.

    Al comienzo del primer tiempo River cometió un penal, tras un centro por la derecha, Leonardo Ponzio falló el despeje con la cabeza y el balón terminó impactando en su mano izquierda. Lollo ejecutó el tiro desde los 12 pasos de la peor manera posible, elevándolo sobre el travesaño unos varios metros. Banfield se crecía a pasos agigantados, pero se le cayeron dos piezas fundamentales, un golpe que dejó a Arboleda mareado, lo descolocó tanto que tuvieron que sustituirlo. Y luego la baja más grave, el jugador más desequilibrante de este torneo, Mauricio Cuero estaba acelerando a máxima velocidad cuando sintió un pinchazo comparable al impacto de una bala, un posible desgarro del isquiotibial izquierdo lo dejó desplomado en el césped, en un llanto desconsolado tuvieron que sustituirle. En tan solo 10 minutos Javier Sanguinetti tuvo que quitar del campo a dos pilares de su juego. 


    Ya en el segundo tiempo, River se pudo organizar, siendo superior a su Rival en cada faceta del juego, logró marcar el primer tanto. Nacho Fernández, habilitado por Luciano Lollo, convirtió su primer gol y explotó en alegría todo el banco Millonario, el 10 de River volvió de su lesión de la mejor manera posible, jugando bien y con gol incluído. El Taladro aún así no bajó los brazos, y con un partidazo de sus laterales hizo que River baje su intensidad de juego, con mucha lucidez y dando un gran rendimiento, Enrique Bologna y Robert Rojas demostraron que están para pelear por la titularidad cortando con mucha calidad cada ataque generado por el equipo local. El mismo "sicario" Rojas fue quien sentenció el cotejo, tras liberarse de su marca en una pelota parada y romper las redes de Facundo Altamirano. 

    Ya sobre el final del partido, un enfurecido Jorge Carrascal golpeó tras un agarrón de camiseta a Emanuel Coronel, llevándose su segunda tarjeta amarilla, siendo el único expulsado que tuvo este encuentro.

Así quedó la tabla del grupo 3:




Por Juan Falcone (@falcone_juani)