Para ascender mañana hay que ganar

La búsqueda por el ascenso en Atlanta comienza mañana contra Platense a las 17:10 en el Estadio León Kolbowski con el arbitraje de Pablo Dóvalo pero la pregunta es, ¿Cómo llega el Bohemio?

No es noticia que desde el hincha más ingenuo del Bohemio hasta el más acérrimo fanático están en desacuerdo con como se resolverá el torneo, pero hoy, cualquier queja quedará obsoleta, mañana se reanuda la Primera Nacional, y ganar es una obligación para el equipo de Fabián Lisa.

Atlanta había terminado con 41 puntos en 21 partidos y primero en la zona, mientras que el Calamar había rasguñado los 30 puntos logrando un humilde pero útil séptimo puesto.

Después de una serie de amistosos en la que el nivel de Atlanta fue de menor a mayor, y sumándole el hambre de ascenso que los jugadores, CT, e hinchas tienen, Atlanta llega más que bien a esta fase definitoria, y más aún al partido de mañana.

El Bohemio pudo suplir bien la salida de un jugador como Mazzanti, mostrando que será muy difícil detenerlos en esta vuelta, pero no todo es color de rosas. Para mañana, hay dos agravantes que podrían impedirle una victoria al Bohemio. El primero es la lesión de Ochoa Giménez, quien será posiblemente suplantado por Agustín Bolívar. La otra es que el último partido ante Platense, jugado por la fecha 15 del torneo, finalizó 2-1 a favor del equipo que tiene su localidad en Saavedra. 

Con historial negativo, pero con presente más que positivo Atlanta llega al partido con ganas de ganar y un equipo que probablemente saldrá con Rago; Molina, Pérez, Tecilla, Ochoa; Previtali, Bolívar, Valdez Chamorro; Marcioni, Giménez y Pedrozo. Un barrio entero los alienta y los jugadores lo saben, por eso mañana, a la hora de la verdad, saldrán por todo.

Por Santiago Stekolschik

Tw: @santichekoo