No pierde el invicto

Por la jornada 7 de la Serie A, con un gol agónico de Zlatan Ibrahimovic, el Milan igualó 2-2 ante el Hellas Verona en el estadio San Siro y mantiene el invicto en lo más alto de la tabla con 17 puntos.

FOTO: Pese a errar un penal, Zlatan igualó el match sobre el final.

El Milan mantiene el invicto como único líder de la Serie A. Tras ir por debajo gran parte del duelo, el conjunto lombardo dio pelea hasta el final y en el ocaso del partido, pudieron empatarlo con un cabezazo de Zlatan Ibrahimovic.

El duelo arrancó con un primer tiempo de nivel altísimo y emocionante. Con viento a favor para el Hellas Verona de manera temprana, en menos de 20 minutos, la visita no se achicó ante el puntero, le jugó de igual a igual y lo sorprendió poniéndose por encima con un 2-0.

El primero llegó a los 6 minutos. Luego de un cabezazo que pegó en el travesaño, Antonin Barak sacó provecho de la secuencia de rebotes que otorgaron las piernas de Gianluggi Donnarumma, para poner 1-0 a los suyos. Posteriormente, los Mastines siguieron con el asedio y con una volea de Mattia Zaccagni, que se desvió en Davide Calabria, se pusieron por encima con un 2-0.

En contraparte, el cuadro milanés salió desesperado en búsqueda del descuento. Pese a la falta de claridad a la hora de generar peligro y armar los ataques, tras un centro de Alexis Saelemaekers desde la derecha, Frank Kessié punteó la pelota, rozó en Magnani y estableció el 2-1 para recortar distancias a los 27 minutos.

Sin embargo el complemento fue otro partido, ya que el conjunto de Stefano Pioli salió al acecho para darlo vuelta. Es así como con el correr de los minutos, el dueño de casa creció y empezó a crear ocasiones para someter a su contrincante.

No fue fácil para el Milan, porque tuvo que trabajar demasiado para romper la defensa Gialloblu. De hecho, cuando Calabria había establecido el empate, el VAR anuló el tanto tras una mano previa de Zlatan. Posteriormente, como si fuera poco, Ibra tampoco pudo empardar el match tras errar un penal.

Pero lejos de bajar los brazos, el cuadro norteño siguió intentando y finalmente llegó la ansiada igualdad. Tal es así que el astro sueco, pese a malograr un penal clave, se puso la capa de héroe y en el tiempo de descuento, capitalizó el 2-2 definitivo con un cabezazo y así, mantener al Rossoneri invicto en esta Serie A.

Rodrigo Piergiovanni