Haciendo un gran partido, Argentina venció a Perú en Lima.

En un partido que, al principio parecía complicado, la Albiceleste se terminó imponiendo en el vecino país y le ganó a los dirigidos por Ricardo Gareca 



Luego de empatar contra Paraguay en La Bombonera, Argentina tenía una prueba un tanto complicada. Era visitar a Perú, una Selección que, si bien no está teniendo un buen presente, es imposible de subestimar por la mentalidad de sus futbolistas y el juego que impuso el Argentino Ricardo Gareca.

Pero en Lima fue donde la Albiceleste sacó su mejor versión a la luz e hizo un enorme partido en cada una de sus facetas. Fue correcto a la hora de defender, rápido cuando creaba y eficaz en la zona de definición. Todo esto porque desde el principio le hizo saber sus intenciones a Perú y prácticamente no lo dejó generar tanto peligro.

Si bien cuando Argentina estaba mejor posicionada en el campo de juego, cumplidos los 10 minutos, Perú tuvo una chance. Un envío largo llegó a los pies de Cueva, que se escapó de Martínez Quarta y Otamendi y, en el enfrentamiento con Franco Armani, fingió que el arquero de River le provocó su caída. En acción el VAR, entonces. El árbitro fue a revisar al monitor y determinó que de ninguna manera existió penal.

Pasado ese minuto de suspenso absoluto, los dirigidos por Lionel Scaloni seguían dominando el partido. Tal es así que Giovani Lo Celso desbordó por izquierda y, aprovechando su calidad en pases, soltó la pelota para la llegada de Nicolás Gonzáles, que controló con el pié derecho y remató con el zurdo. Enorme gol del ex Argentinos Juniors.

Con el marcador a su favor, la Albiceleste comenzó a aumentar el porcentaje de dominio y tenía la pelota en sus pies. Apostaba a la rapidez y el juego directo. Por eso, se juntaron dos que entienden de esto. Leo Messi tocó con Leandro Paredes, y el hombre de PSG le entregó una pelota entre líneas a Lautaro Martínez, para que el centrodelantero eluda al arquero y, con el arco vacío, firmara el 2 a 0.






Entonces con dos goles por encima de su rival, Argentina sabía que era la dueña del partido y quería ir por más. Algunas combinaciones casi lo logran pero los remates se iban desviados por algunos centímetros. La confianza era superior pero Perú no se quedaba atrás y, cómo podía, se adelantaba y aprovechaba las bandas para atacar. Allí se vio el trabajo de Montiel y Tagliafico.

Tuvieron buenos ingresos Ocampos y Di María, que le otorgaron frescura a la zona ofensiva y sus cualidades eran mostradas en cada pelota que les tocaba jugar. Messi se encontró con ellos y el Astro fabricó una jugada dentro del área donde terminó cayendo a causa de una infracción, pero el arbitraje no le dio el penal que era evidente. Y, además, similar al que comete Martínez Quarta contra Paraguay.

Argentina hizo un correcto partido y corrigió sus errores del anterior partido. De entrada, a Perú le hizo saber que quería ganarle, y eso le dio una motivación de ir a buscarlo sin temor. Son 3 puntos valiosos para, en 4 meses enfrentar a Uruguay y Brasil, en lo que probablemente sea la fecha de Eliminatorias más complicada.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39