El Milan sigue imparable

Por la jornada 8 de la Serie A, con un doblete de Zlatan Ibrahimovic, el Rossonero goleó 3-1 al Napoli en el estadio San Paolo y mantiene su invicto liderando el certamen con 20 puntos

FOTO (@acmilan): El interminable Zlatan marcó un doblete en la victoria del Milan.

El Milan sigue imparable en la Serie A. En su visita al sur de Italia por la jornada 8, el conjunto lombardo venció 3-1 al Napoli en el San Paolo y mantiene la cima del campeonato conservando el invicto con 6 victorias y 2 empates.

En el primer tiempo, el Milan tuvo un arranque prometedor. En 20 minutos de juego, el equipo tenía el dominio de la pelota y manejaba los hilos del partido con comodidad. En consecuencia, luego de generar situaciones, llegó el centro de Theo Hernández para que Zlatan Ibrahimovic ponga el 1-0 de cabeza a los 20'.

Posteriormente, el elenco napolitano no decayó pese a ir por debajo. De hecho, el dueño de casa se fortaleció y trató de revertir el resultado rápidamente. Pero la falta de peso en la fase ofensiva a la hora de pisar el área rival, hacía difícil que los de Gattuso concretaran las situaciones que se generaban.

Sin embargo el segundo tiempo se le puso cuesta arriba para el cuadro sureño. A poco de saltar al césped para encarar el complemento, con una buena salida del Rossonero desde el fondo, Ante Rebic escaló por la banda izquierda y le lanzó un centro a Zlatan para que capitalice su doblete a los 57 minutos.

Más tarde, el Napoli cuando peor la pasaba, se encontraron con la mejor situación para volver a meterse en el partido. Una mala decisión de Franck Kessié en la puerta del área, le permitió al elenco local recuperar la pelota, para que Dries Mertens recorte distancias a los 63'.

Pero finalmente las intenciones de los Azurri se esfumaron en un instante. A los 65 minutos Tiémoué Bakayoko vio la roja y todo fue más complicado. Con uno menos y con pocas ideas, se hizo imposible remontar. En contraparte, en el ocaso del pleito, tras una pelota recuperada en el medio, Ismael Bennancer asistió a Jens Hauge quien encaró en velocidad y sentenció la contienda por 3-1 en el tiempo de descuento.

Rodrigo Piergiovanni