Tu cara me suena

Algo que tenía preocupado al entrenador Rubén Forestello era la falta de un centro delantero, con la baja de Horacio Martínez por lesión aún más insistió el DT en la contratación de un jugador para ese puesto y por fin llegó.
Sebastián Matos un viejo conocido del club y del entrenador estampó su firma y se convirtió en refuerzo de Nueva Chicago, el delantero de 36 años llega proveniente de San Martin de Tucumán y viene de recuperarse de una lesión.
Para cualquier persona que acostumbra a ver el fútbol de ascenso sabe del gran recorrido y experiencia que tiene Sebastián en la categoría, su apellido es sinónimo de gol y aún con sus 36 años puede aportarle muchísimo al torito, en Mataderos ya estuvo y su paso marca que hizo 3 goles en 18 partidos disputados en el torneo de 2014 dónde el verde que por aquel entonces dirigia Omar Labruna volvía a primera.
El nacido en Castelli cuenta con más de 100 goles en su carrera como profesional que dió inicio en Brown de Adrogué y siguió con pasos en Comunicaciones, Chacarita, Atlanta, Los Andes, Plantense, Atlético Tucumán, Barracas Central, Almirante Brown, Gimnasia de Mendoza ente otros más Huachipato y Dorados en el exterior.
Otro que volvió es Gabriel Gómez hijo del reconocido gomito, quedó libre en el año 2018 de la institución de Mataderos por lo que está será su segunda etapa. 
De último paso en el fútbol de Estados Unidos precisamente en el Loudoun United, Gabriel volverá a ponerse la verdinegra, llega mucho más maduro que cuando se fue y aunque aún no se conocen los detalles de su contrato se sabe que puede ser una muy buena opción tantocomo media punta o por los costados.







Cristian Lanza