Saluda que te vas: Bartomeu renuncio como Presidente del Barcelona

La novela llegó a su fin, Bartomeu dejó el cargo de Presidente de la institución catalana tras varios años de caos dirigencial.

Bartomeu dejó de ser el Presidente del Barcelona. (Foto: Mundo Deportivo)


En la antesala del encuentro del Barcelona ante la Juventus por la Champions League, el mandamás del club, Josep Bartomeu sorprendió anunciando su renuncia como Presidente de la entidad azulgrana.

Tras meses de total crisis en el elenco culé, Bartomeu se ganó el odio total del aficionado por su trato con el máximo ídolo de la institución, Lionel Messi. Sin dudas que esta situación rebalso el vaso y destapo una polémica total, sumada a la pésima gestión que venía realizando.

Este último conflicto con la Pulga dejó varias secuelas que hasta el día de hoy se podían reflejar en el malestar del argentino. Una relación que se quebró de manera definitiva tras una serie de promesas que Bartomeu no cumplió, una de ellas era el proyecto deportivo que nunca se realizó.

Una relación que nunca funciono. (Foto: FC Barcelona)

Cabe recordar, que Bartomeu llegó a la presidencia del club en el año 2014 tras la renuncia de Sandro Rosell. Es por esto, que el vicepresidente (Bartomeu) asumió la responsabilidad de conducir al club azulgrana. 

Y en el año 2015, donde el Barcelona ganó todo lo que jugó, fue reelecto como Presidente. Ese día, comenzaría la debacle total de los culés. Todo era fiesta y festejo, pero lo que no sabían es que se venía una ola de malas decisiones y una serie de problemas que nadie se imaginaba.

De un año histórico, a la odisea total. (Foto: El País)

Y todos nos preguntamos ¿Cómo sigue todo esto? Por el momento una gestora asumirá en el Barcelona y convocará a elecciones en un periodo que va de los 45 a los 90 días. Es decir, que, en enero, los azulgranas podrían elegir a sus nuevas autoridades y hay un candidato que pica en punta y se trata de Laporta.

Su paso por la entidad será recordado por hundir al Barcelona y por el destrato con varios ídolos del club. Se ganó el odio de todo el barcelonismo por lo sucedido con Messi y por gestionar de manera insólita al club, sin un proyecto sólido y decisiones que no estuvieron a la altura de un club tan grande como el Barca.

COMUNICADO COMPLETO

  • "Les pedíamos a la Generalitat cobertura legal, la misma que pidieron ellos al gobierno central, pero han decidido no dar lo mismo que han pedido. Han optado por lavarse las manos en una situación que les resulta incómoda.
  • Teníamos que preservar la salud de todo el mundo y no podíamos situarnos en la tesitura entre la salud y una votación. Por eso no convocamos a los socios y dimitimos.
  • Lo más fácil era dimitir, irse después de aquella dolorosa derrota, pero había que tomar decisiones y todo ello en medio de una crisis mundial sin precedentes. No podíamos dejar el club en manos de una gestora con competencias limitadas.
  • ¿Quién hubiera contratado a un entrenador o fichado a jugadores o asegurado la continuidad de Messi o adecuado los salarios? Como junta teníamos la obligación de hacerlo.
  • No queríamos huir pese al desgaste personal y se ha insinuado que teníamos cosas que ocultar y que teníamos miedo a avalar. Todo falso. Defendí que nuestra autocrítica nos hace más fuertes, pero lo que hemos vivido estos últimos meses pasa el límite. Se nos ha faltado al respeto, se nos ha amenazado, a mí, a mi familia y también a mis compañeros de junta.
  • Espero que próximamente se pueda cerrar la adecuación salarial de la plantilla, que si no se completa puede tener consecuencias graves.
  • Eso lo hemos conseguido por delante de grandes magnates y estados, manteniendo el club en manos de los socios. Somos singulares y eso supone que no tengamos que repartir dividendos y que los beneficios se destinen a inversiones deportivas y patrimoniales. La solidez del club es indiscutible.
  • Lo único que quiero es seguir disfrutando del Barça y los que vengan tendrán todo mi apoyo en el futuro. Somos los socios los que decidimos nuestro futuro y esta es nuestra grandeza”.

 Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10