La pelota volvió a rodar en el sur

En el Estadio Centenario se jugaron 2 amistosos de 25 minutos cada uno entre Quilmes y Temperley, donde los titulares empataron 1-1 y en el segundo los suplentes del Gasolero ganaron 1-0.


Foto: @qacoficial

En el primer encuentro donde los equipos jugaron con sus habituales titulares se vio a un Temperley más preciso debido a que ya había jugado un partido amistoso, mientras que a Quilmes al ser el primer encuentro después de mucho tiempo le fue complejo el encuentro tanto desde el juego como desde lo físico donde en los últimos minutos el cansancio de los jugadores cerveceros era notorio pero a fin de cuentas fue un primer encuentro muy parejo que terminó 1-1 con goles de Justo Giani y de Federico Vietto.

Alineaciones Titulares del primer encuentro:

Quilmes: Alejandro Medina; Leonardo Rolón, Alan Alegre, Carlos Matheu, Emanuel Moreno; Brandon Obregón, David Drocco, Emmanuel Culio; Francisco Ilarregui, Mariano Pavone y Justo Giani.

Temperley: Joaquín Papaleo; Alfredo González Bordón, Brian Machuca, Nicolás Demartini, Gonzalo Vivas; Lucas Baldunciel, Federico Fattori, Franco Leys, Emiliano Ellacópulos; Federico Vietto y Ariel Cólzera

En el segundo partido jugaron varios suplentes de ambos equipos para sumar ritmo de juego y Temperley se llevó este segundo amistoso jugando mejor que Quilmes y dominando ampliamente el partido, el Cervecero mostró una imagen bastante pobre en este enfrentamiento. El equipo de Walter Perazzo dejo una muy buena imagen mejor tras jugar un buen partido con sus titulares y ganar con sus suplentes el segundo amistoso con el gol de Mauro Molina.

Alineaciones titulares del segundo encuentro:

Quilmes: Esteban Glellel; Martín Ortega, Tomás López, Rodrigo Moreira, Ramiro Arias; Tomás Bottari, Adrián Calello, Jonas Acevedo; Tomás Blanco, Leandro González y Matías Fernández.

Temperley: Federico Crivelli; Elías Contreras, Lucas Mulazzi, Jonathan Fleita y Cristian Hermosilla; Franco Díaz y Julián Marchioni; Matías Sosa, Franco Sosa y Franco Ayunta; Mauro Molina.


Por: Armesto Ramiro / @ArmestoRama