Goleada y punta

Con goles de Rafael Santos Borré, Julián Álvarez y Jorge Carrascal, River como local venció por 3 a 0 a la Liga Deportiva Universitaria de Quito, en el partido correspondiente a la 6ta fecha de la Copa CONMEBOL Libertadores, para de esta manera finalizar puntero en el grupo.


Difícil partido se le planteó al conjunto dirigido por Marcelo Gallardo, que se encontró con un equipo rival muy aceitado, que vino al Estadio Libertadores de América convencido con llevarse los 3 puntos y demostrar porqué era el primero del grupo. Con ataques similares a los de River, juntado gente por las bandas y cargando las áreas, fue el equipo ecuatoriano quien en el primer tiempo tuvo las primeras situaciones claras de gol: primero a los 12’ el argentino Ezequiel Piovi que desde fuera del área remató potente a media altura, encontrándose una gran atajada de Franco Armani, quien sería importante en la primer mitad. 

El primer trayecto del partido, lo que más sintió el local fue la lesión de Ignacio Fernández que recibió un golpe en su pierna, algo que lo condicionó durante los minutos que jugó. Sin mucho riesgo durante los siguientes minutos, fue recién a los 31’ la segunda llegada del equipo de Repetto, que tras un gran pase filtrado de Quintero para la llegada vacía de Julio, vuelva a lucirse el “1” millonario con un gran achique.

Recién pasada la media hora de juego, fue que River pudo llegar al arco de Gabbarini, pero no con juego colectivo, sino que con las individualidades de Matías Suárez, que primero con una gran jugada personal por izquierda para luego entrar al área, reventó el travesaño, y luego tras un gran pase de De La Cruz, quedó mano a mano con el arquero, aunque se apresuró en definir y el remate salió desviado por encima del ángulo superior derecho.

En el segundo tiempo, el muñeco metería mano en el equipo con un cambio que sorprendió a más de uno: el ingreso de Santiago Sosa -quien era volante central- a jugar de interno por Nacho Fernández. Este ingreso, le permitió a River dejar de jugar palo por palo, y poder así manejar los hilos del juego, además de poder volver a presionar como se lo caracteriza, y que además le permitió marcar un gol.

La ruptura del 0 en el marcador, llegó con mucha polémica, ya que a los 53’ De La Cruz ejecutó un tiro de esquina desde el sector izquierdo, para que Sosa la baje en el segundo palo, y Borré, en offside, convirtiera su gol 40 con la camiseta de River, quedando a uno de Lucas Alario como máximo goleador del ciclo Gallardo. Ya con el 1-0, los locales comenzaron a manejar mejor el partido. 

Minutos después, a los 60’, llegaría el segundo gol que plancharía el match: luego de una salida por bajo de la Liga, Enzo Pérez recuperó en campo alto, la pelota le quedó a Borré. que inteligente cambió rápido la pelota para la derecha, encontrando a Álvarez, que con una sutileza amplió diferencias. 

En los últimos 30 minutos de juego, solo queda por contar un remate peligroso de tiro libre de Junior Sornoza, que fue bien retenido en dos tiempos por Armani, y el último gol millonario, que llegaría a los 89’, tras una recuperación de Montiel en campo propio, para que luego Lucas Pratto haga una gran asistencia, permitiendo que Carrascal con mucha tranquilidad defina por abajo de Gabbarini.

Fue fInal y triunfo para los de Gallardo, que de esta manera finalizan primeros en el grupo, a la espera de lo que será el sorteo de los octavos de final del próximo viernes. Liga de Quito, por su parte, quedó en el bombo de los segundos, y será un rival muy difícil para cualquier primero que se enfrente.