La rutina de lo extraordinario

Bayern Munich goleó 4 a 0 al Atlético Madrid de Diego Simeone en el Allianz Arena por el grupo A y comenzó así su camino en búsqueda del bicampeonato en la UEFA Champions League.
Bayern 4-0 Atlético Madrid
El equipo bávaro ganó, gustó y goleó (Foto: Fútbol red)

Es difícil no llenar de elogios al equipo que en la actualidad es el mejor y por mucha ventaja. No estoy hablando de otro que no fuera el Bayern Munich de Hans-Dieter Flick. El conjunto bávaro que tiene millones de virtudes y logra reducir al máximo sus falencias con todo lo que eso implica. Ante los alemanes sino tenés el partido perfecto y aprovechás las situaciones que generás, lo terminás pasando muy mal y hoy el Atlético Madrid lo sufrió en primera persona. Los Colchoneros tuvieron algunas ocasiones, principalmente en el inicio de cada tiempo, donde se veía un equipo español bien posicionado y dispuesto a dar batalla, pero después se desinflaba y el Bayern hacía lo suyo. 


El primer tanto del partido llegó por parte de Kingsley Coman, quien era (y fue) el jugador más desequilibrante del equipo local y por donde nacía el ataque. La pelota llegó al extremo izquierdo luego de un pase exquisito de Joshua Kimmich que recuperó la pelota en el tercio del campo rival y ubicó, a las espaldas de Kieran Trippier, al francés para que este, en dos toques, controle y defina al otro palo dejando a Jan Oblak sin reacción posible. 
Mención especial para Kimmich que cuando empezó a dejar atrás el marcaje personal de Joao Félix, se pudo ver la mejor versión de su equipo, siendo fundamental tanto en defensa como en ataque.

Kingsley Coman
Coman dejó sin chances a Oblak y puso el 1-0 parcial (Foto: Diario As)

El segundo gol llegó del laboratorio del equipo alemán. Desborde por izquierda de Coman y llegada del siempre peligroso Leon Goretzka, que pisó el área y le rompió el arco al esloveno para anotar el 2-0 en el marcador cerca del final del primer tiempo. 
Corentin Tolliso aprovechó un rebote después de un mal despeje de Luis Suárez y la clavó en el ángulo haciéndose imposible para un Oblak abatido y poner el panorama 3-0. Previo al gol, Yannick Carrasco había errado el 2-1 con una situación inmejorable.
Para decorar esta goleada, apareció el mismo que la inició, Coman, y sentenció con un gol donde todavía se busca la cadera del defensor que quedó desorientado por tanto amague.

Atlético Madrid se fue con las manos vacías y con un rendimiento muy inferior al de su rival. Vale aclarar que contra los alemanes si la fortuna no está de tu lado y no tenés un partido perfecto es muy difícil vencerlo, pero la imagen del equipo visitante fue lo que más preocupó. Deberá mejorar mucho de cara al futuro si quiere volver a ser protagonista del certamen más importante a nivel clubes en Europa y, de una vez por todas, coronarse campeón de la Orejona, la cuál ya se está empezando a volver una obsesión.
Atlético Madrid
Simeone tardó en los cambios y su equipo lo pagó caro (Foto: TyC Sports)

Con este resultado, el equipo alemán se ubica como único líder del grupo A al término de la primera fecha y lo siguen Red Bull Salzburgo y Lokomotiv Moscú quienes igualaron 2-2 en el partido disputado en Austria. Atlético Madrid cierra la zona como colista y sin unidades.
El martes 27 se viene la segunda jornada donde el Bayern Munich visitará Rusia para jugar frente al Lokomotiv, mientras que los de Simeone reciben al Salzburgo en el Wanda Metropolitano.

Formaciones: 

Bayern Munich (4): Manuel Neuer; Benjamin Pavard (73´ Benjamin Sarr), Niklas Süle, David Alaba, Lucas Hernández; Joshua Kimmich, Leon Goretzka (83´ Javi Martínez); Thomas Müller (83´ Alphonso Davies), Corentin Tolisso, Kingsley Coman (73´ Douglas Costa); Robert Lewandowski (83´ Eric Choupo-Moting). DT: Hans-Dieter Flick.

Atlético Madrid (0): Jan Oblak; Kieran Trippier, Stefan Savic, Felipe, Renán Lodi; Marcos Llorente (79´ Thomas Lemar), Koke (79´ Lucas Torreira), Héctor Herrera, Yannick Carrasco (76´ Vitolo); Joao Félix, Luis Suárez (76´ Ángel Correa). DT: Diego Simeone. 

Axel P. Molineri