Triunfo de locos

El Leeds ganó su primer partido por Premier League en un partidazo ante Fulham, el conjunto dirigido por Marcelo Bielsa derrotó 4-3 al equipo londinense y suma sus primeros tres puntos en la temporada 2020/21.


El equipo local arrancó ganando desde temprano con una volea de Hélder Costa a los 4 minutos de juego. El equipo de Marcelo Bielsa dominó el juego durante casi todo el primer tiempo pero a los 34 minutos el árbitro sanciona penal luego de una barrida imprudente de Koch que va a buscar el balón con las dos piernas ante la corrida de Joe Bryan, y posteriormente Mitrovic marcó el empate para Fulham. A pesar de que llegó al empate muy fácilmente, el visitante no supo aprovecharlo y cinco minutos más tarde el mismo Joe Bryan comete un penal infantil empujando a Patrick Bamford que se deja caer para que el árbitro señale el penal, y efectivamente Anthony Taylor marca la pena máxima para el Leeds y Mateuszk Klich pone el 2-1 a los 40 minutos para que el local se termine yendo al entretiempo con la victoria parcial.

En el segundo tiempo llegó la lluvia de goles, primero a los 50 minutos en los pies de Bamford que tras un pase filtrado define solo ante Areola y marca el 3-1, después a los 56 minutos Hélder Costa la pone en un ángulo tras recibir el centro atrás de Bamford para poner el 4-1 que le daba tranquilidad a Marcelo Bielsa. Sin embargo en diez minutos Fulham marcó dos goles, primero Bobby Reid con un remate cruzado y después Mitrovic de cabeza ante una mala salida de Illan Meslier poniendo el partido 4-3 a los 70 minutos de juego. A pesar de que la diferencia era de un solo gol, el local jugó el último tramo del partido con intensidad entendió cómo cerrar el encuentro y aseguró la victoria.

Los dirigidos por Marcelo Bielsa se recuperaron de una semana dura tras caer en el debut ante el vigente campeón y quedar eliminados por penales de la EFL Cup en segunda ronda pero también ganaron su primer partido jugando en condición de local contra uno de sus rivales directos en la lucha de la permanencia en una temporada que apenas comienza. El Leeds jugó un gran partido pero debe aprender cuándo bajar la intensidad porque hoy pasó de golear y gustar a ganar con lo justo, a pesar de que marcó 8 goles en 2 partidos también le convirtieron 7 tantos. El conjunto de Bielsa a pesar de tener este problema, también es un equipo que sí regula este aspecto de su juego va dar mucho de qué hablar esta temporada.

Por: Armesto Ramiro/ @ArmestoRama