Goleada que lo acomoda

 Por la fecha 4 de la Copa CONMEBOL Libertadores, River, con goles de Nicolás De La Cruz, John Fajardo en contra, Julián Álvarez, Ignacio Fernández y Lucas Pratto en dos oportunidades, venció como visitante a Binacional de Perú por 6 a 0.




El equipo comandado por Marcelo Gallardo, a pesar de las imprecisiones, pudo plasmar la diferencia en el marcador. Ya al comienzo del partido, cuando a los 30 segundos de inicio River recuperó en campo alto la pelota, daba un indicio de lo que iba a pasar en el desarrollo del encuentro. A los 7’ tuvo la primera, luego de un débil remate de Matías Suárez que saldría desviado. La apertura del marcador llegó rápido, luego de un gol de entrenamiento; De La Cruz tomó la pelota fuera del área, tocó para Rafael Sántos Borré, que de primera pivoteó para que el uruguayo controle para su izquierda y saque un remate rasante al primer palo, ante la caída de Raúl Fernández, que nada pudo hacer.


Ya con el resultado abierto, el Millonario siguió plantando condiciones y dominando el juego. Por el lado izquierdo, De La Cruz se cerraba como interno, dejándole libre la pasada a Fabrizio Angileri, mientras que por el lado derecho Nacho Fernández se cerraba como doble 5, dejando que Gonzalo Montiel y Álvarez hicieran un tándem. Y fue así que llegó el segundo gol. A los 25’ Montiel aprovechó el carril libre para enviar un centro en cortada al segundo palo, en donde el pistolero Suárez arqueó su cuerpo para pegarle de volea que iba al arco, pero se desvió en Fajardo, marcando en propia puerta. Ya para liquidar la historia, a los 36’, River desbordó por el lado izquierdo, para que luego de un rechazo de Mancilla, el juvenil Álvarez remató de 1ra al primer palo, sentenciando la historia.


El segundo tiempo fue más de lo mismo. Control total de River, con Nacho Fernández y Enzo Pérez distribuyendo el juego, dándole paso a los laterales. A los 14’, nuevamente por la banda izquierda, el pistolero desbordó y desde el otro lado Álvarez no llegó a conectar. 


Cuando parecía que el resultado iba a quedar así, llegó a los 25’, tras una gran jugada por la derecha y otro desborde de Montiel para Nacho Fernández que definió al medio, convirtiendo tras una floja respuesta del golero rival. Cerrando una noche redonda para el equipo del muñeco, fue Lucas Pratto, quien tras 481 días sin convertir goles, pudo hacer un doblete. El primero, a los 39’, con un rebote en el punto de penal luego de un rechazo en la línea, y el segundo a los 47’, con otra gran corrida de Angileri, para que el Oso defina de zurda al segundo palo.


Fue final en Lima, y a pesar de las imprecisiones, River mostró que sigue vigente y que puede dar pelea en la copa. 


El próximo miércoles desde las 21,30 River recibirá en el Estadio Libertadores de América a San Pablo de Brasil, con el objetivo de ganar para asegurarse la clasificación, mientras que Binacional viajará a el martes a Ecuador a enfrentarse a Liga Deportiva Universitaria de Quito.