Con un final polémico, el Marsella se quedó con el clásico de Francia

Luego de 9 años, el Olympique de Marsella pudo ganar el clásico y en esta oportunidad venció por 1-0 al PSG en condición de visitante.
Thauvin el autor del gol con Benedetto festejando el gol. (Foto: Milenio)

En un partido atípico por lo ocurrido sobre el final, el conjunto visitante dio la nota y derrotó al finalista de la Champions League. De esta manera, el Marsella cortó con una racha de 9 años sin vencer al PSG. Es decir que tuvieron que pasar 16 cotejos para reencontrase con un triunfo en un clásico.

El desarrollo del encuentro desde entrada ya se venía venir lo que se desencadenaría al final. Al principio se mostró a un PSG buscando la apertura del marcador, como es de esperar y debido a la superioridad de sus jugadores.

Sin embargo, la visita daría la sorpresa en la media hora del partido y por medio de un centro perfecto de Dimitri Payet, quien le sirvió la pelota a Thauvin que apareció por detrás de los centrales y no perdono dentro del área chica.

El autor del único gol del partido, Thauvin el héroe de Marsella. (Foto: ESPN)

Luego del gol, los dueños de casa se cayeron anímicamente. Y salieron a buscar el empate sin una idea clara, aunque lo único claro del PSG, fue buscar pelea contra los jugadores del Marsella y sobre todo en el complemento.

Pero, en la segunda mitad el Marsella pudo haber estirado la diferencia aún más y en los pies del delantero argentino, Darío Benedetto. A quien el VAR se lo anuló por una posición adelantada bastante discutida.

Aunque el final del partido se llevó todas las miradas porque la situación se desvirtuó por completo y ambos equipos se fueron a los golpes a raíz de una falta contra Benedetto. Previamente Neymar se cruzó con el español Álvaro González, quien fue acusado por parte del astro brasileño de racista.

El clásico termino a los golpes. (Foto: Fútbol Red)

¿Cómo termino todo esto? Con cinco expulsados. Paredes, Neymar y Kurzawa por el lado del PSG, mientras que Benedetto y Amavi vieron la roja en la visita. Piñas van, piñas vienen, los muchachos se entretienen..

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10