Comienzo victorioso para el nuevo Chelsea

Con Havertz y Werner de inicio, los “Blues” vencieron al Brighton como visitantes por 1-3

El Chelsea festeja el tercero de Zouma

Llegaba la hora para que el renovado equipo londinense se mostrara ante el mundo que estaba expectante por ver como el mayor animador del mercado, ese club que gastó más de 200 millones de euros en fichajes, se desempeñaba dentro del campo de juego. El Brighton los esperaba en su casa.


Frankie Lampard decidió no alinear a todos los recién llegados, algo que es lógico ya que son nada menos que seis las nuevas caras que sumó el Chelsea en este verano con la idea de iniciar un proyecto a largo plazo que a futuro los lleve a competir por el título liguero.


Con Chilwell y Ziyech recuperándose de lesiones y la no inclusión en el 11 de Thiago Silva y el joven Sarr, los únicos en debutar serían las joyas alemanas recién llegadas de la Bundesliga, Timo Werner y Kai Havertz, por quienes se pagó una gran suma de dinero.


El encuentro comenzó con un Brighton dispuesto a llevar las riendas del mismo, con buen toque de balón pero con algunas dudas en la salida. Tal fue así que al minuto 21 los Blues recuperaron arriba y Werner quedó mano a mano con el guardameta Ryan, quien le cometió penal.


Jorginho sería el encargado de ejecutar exitosamente la pena máxima tras colocar el balón pegado al poste izquierdo mientras el arquero rival se tiraba al lado opuesto. Un conocido de la casa era finalmente quien daba la primera alegría a este nuevo Chelsea que ponía el encuentro a su favor.


Poco más dejaría la primera mitad, el equipo de Graham Potter no renunció a su estilo y mantuvo siempre un porcentaje superior de posesión comparado al de sus rivales. Los londinenses ejercieron una defensa pasiva y dejaron jugar a los locales durante largos tramos del cortejo.


Ya en el complemento, el juego propositivo del Brighton daría sus frutos luego de una buena jugada colectiva que culminó en un remate de media distancia a colocar del belga Leandro Trossard que puso el empate en el marcador al minuto 54 y abrió los interrogantes sobre el desempeño mostrado por los Blues.


La alegría de los locales se vería opacada de inmediato tras un tremendo golazo del lateral derecho Reece James, que tan solo un minuto después recibió un balón en la medialuna del área para con un violento derechazo ubicarlo en el ángulo de la portería de Mathew Ryan. Una anotación completamente fuera de contexto.


Minutos después el partido se cerraría tras un córner ejecutado por James desde la derecha que Zouma remató de volea y, tras rebotar en un defensor, se convirtió en el tercero del Chelsea. Los goles vinieron de caras conocidas mientras que los nuevos tuvieron un encuentro discreto donde demostraron actitud y sacrificio con varias corridas.

 

-Leonel A. Porto / Instagram: @leo_porto15