Ya no es tan Millonario

Duro panorama se viene en lo económico para River Plate, que necesita vender por un mínimo de 10 millones de dólares para saldar sus deudas y respirar un poco.




11.440.000 dólares es lo que debe el equipo de Nuñez en corto plazo. Esta deuda, se compone desde el pase de Nicolás De La Cruz en 2017, hasta la compra de Paulo Díaz en 2019. En total, River le debe a 7 equipos distintos. De menor a mayor, las deudas comienzan con 455.000 euros al San Pablo por Lucas Pratto; 670.000 dólares a Belgrano por Matías Suárez; 1 millón de la moneda verde a Liverpool de Uruguay por Nicolás De La Cruz; 1.300.000 de euros al Porto de Portugal por Juan Fernando Quintero;
1.486.000 de dólares a Godoy Cruz por Fabrizio Angileri; 2.000.000 de dólares al Al-Ahli por Paulo Díaz; y 3.000.000 de euros al Karpaty Lviv de Ucrania por Jorge Carrascal.

Sobre el caso Matías Suárez, ya hubo acuerdo con Belgrano, en donde se pagará en 3 cuotas. La primera ya fue abonada, mientras que en septiembre y en noviembre se pagarán las otras dos.

En cuanto a lo que tiene que cobrar el Millonario, el monto total es de 2.150.000 de dólares, compuesto por 2 deudas. La primera, son 750.000 dólares de parte de Independiente por el pase de Alexander Barboza Ulloa, y 1.400.000 de dólares por la venta de Facundo Medina, ex jugador de Talleres, al Racing de Lens de Francia (River tenía el 30% de su pase).

En total, 9.250.000 de dólares es lo que debe el equipo presidido por Rodolfo Donofrio, por lo que a priori, se vienen varias bajas para el Muñeco.