Siamo Fuori de la UCL otra vez

Juventus venció 2 a 1 al Lyon en Turín, pero no le alcanzó por el gol de visitante y quedó eliminado en octavos de Champions. Memphis Depay, de penal, abrió el marcador para el conjunto francés. Y luego, Cristiano Ronaldo con su doblete lo dio vuelta para la Vecchia Signora. 
El fútbol europeo sigue haciendo historia. La Champions League continua teniendo sorpresas increíbles. La Juve, que venía de ser campeona de la Serie A por novena vez consecutiva, llegaba a este encuentro con la necesidad de revertir lo sucedido en el partido de ida en Francia, donde cayó por 1 a 0 con el Lyon. Y por la diferencia abismal en cuanto a la calidad del plantel y a la jerarquía como club, todo indicaba que el Bianconeri se iba a quedar con la llave en casa. Sin embargo, ante todo pronóstico, no pudo sacarle una abultada diferencia al equipo del Ródano, que lo eliminó en octavos de final gracias al tanto de Depay en condición de visitante. 

El encuentro tuvo un comienzo muy parejo. En los primeros minutos, la Juventus intentaba tener la pelota y llegar con claridad al área rival. Pero los Leones presionaban mucho y cortaban constantemente el circuito de juego del local. Y a los 10 minutos, el panorama se le complicó mucho más a los Turineses, ya que el árbitro sancionó un polémico penal para la visita tras una falta inexistente de Rodrigo Bentancur a Memphis Depay. Y el delantero holandés se encargó de poner en ventaja a los Galos con un golazo a lo 'Panenka', picando la pelota al centro del arco. 
Luego del gol, el desarrollo del partido siguió siendo muy igualado. Por momentos, la posesión era de la Vecchia Signora, pero sin poder quebrar la línea defensiva del Olympique. Recién logró hacerlo a los 18 minutos en una terrible jugada individual de Federico Bernardeschi sobre la banda derecha, donde se sacó a varios rivales de encima, entró al área en velocidad, amagó a Anthony Lopes, y cuando se disponía a rematar con el arco vacío apareció Marcelo para puntearla al tiro de esquina. Mientras que el Lyon no era preciso en los últimos metros cuando tenía la pelota y no generaba situaciones de gol. 

Posteriormente, la Juve estuvo cerca de empatarlo en dos ocasiones claras: primero en un cabezazo de Cristiano Ronaldo que se fue por arriba del travesaño, y luego en un tiro libre directo ejecutado por el astro portugués que tapó con una volada fenomenal el portero luso. Y ya cuando finalizaba el primer tiempo, a los 42 minutos, llegó el empate para los dirigidos por Maurizio Sarri. Tras una falta a Ronaldo al borde del área, Miralem Pjanic le pegó de tiro libre y el balón rebotó en el cuerpo de Depay, que tenía un brazo pegado a su pecho para cubrirse del remate. Sin embargo, el juez tuvo otro grave fallo y sancionó nuevamente un polémico penal, convertido después por CR7. 
En el segundo tiempo, el juego se desarrolló muy similar a como finalizó la primera parte. La Juve tuvo el dominio absoluto, pero sin poder encontrar la manera de entrarle al Olympique que se cerraba muy bien atrás. A los 11 del complemento, el equipo francés tuvo su segunda llegada más clara en todo el encuentro, con un disparo de lejos de Bruno Guimaraes que se fue muy elevado. Y tres minutos más tarde, en el momento en que se le complicaba cada vez más al Bianconeri sacar diferencia en el juego y en el marcador, apareció Cristiano Ronaldo nuevamente con un golazo a su estilo para dar vuelta el encuentro y dejar a la Juventus al borde de la clasificación. El ex Real Madrid la tomó por la banda derecha, encaró hacia el medio, y sacó un zapatazo al ángulo izquierdo de Lopes, que no pudo hacer nada frente a ese potente remate. 

Ya con el resultado a su favor, la Vecchia Signora se encendió e intensificó el dominio con llegadas al arco para concretar rápidamente el tercer gol que le de el boleto a cuartos de final. Mientras que Los Leones sintieron el golpe y quedaron aturdidos, a tal punto que ya no pudieron cruzar la mitad de la cancha por un buen rato y comenzaron a padecerlo con algunos errores defensivos. Sin embargo, a pesar de la completa posesión en campo rival y del ingreso de Paulo Dybala para darle más frescura al ataque, la Juventus no fue efectiva frente al arco y luego de un par de ocasiones erradas, como el cabezazo de Bonucci que pasó al lado del palo, poco a poco se fue cayendo en el nerviosismo, y dejó de dominar y llegar al arco como antes. Para colmo, al poco tiempo de su entrada, Dybala tuvo que abandonar el campo por lesión y el elenco italiano perdió a una de sus figuras en ataque. Ya en los minutos finales, el Olympique jugó con la desesperación del local e hizo trabado el juego para que el rival no pueda avanzar más con peligro a su área, y así dejar la serie en manos del conjunto francés.
Con este resultado, aunque culminó en victoria, la Juventus quedó eliminado tempranamente otra vez antes de la final, con la diferencia de que en la Champions pasada cayó en cuartos y ahora lo sacaron en octavos. Y gracias a ello, los directivos de la Juve decidieron concluir con el contrato de Maurizio Sarri, y ponerse manos a la obra en búsqueda de un reemplazo, en donde ya suenan fuertemente Mauricio Pocchetino y Massimiliano Allegri. 

Y por otro lado, luego de su temporada irregular en la Ligue 1 y de haber perdido la final de la Copa de la Liga con el PSG, el Lyon tiene algo que festejar: el heroico pasaje a cuartos de final de la Champions League tras dejar en el camino a la poderosa Juventus. En la próxima fase eliminatoria enfrentará al Manchester City de Guardiola, que viene de eliminar al Real Madrid de Zidane. La llave será a partido único, que se disputará el sábado 15 a partir de las 16 hs, en el estadio José Alvalade de Lisboa.

Por: Alan Easdale.
Twitter: @alaneasdale94.