El fin de una era para el Barcelona

La goleada frente al Bayern Múnich, fue la última gota del vaso en el conjunto catalán y es el momento de un cambio contundente desde jugadores como de la dirigencia.
La foto de un Messi devastado.(Foto: RRP)

El equipo que deslumbro a todos con su tiki-taka, no existe más. El Barcelona ya no es lo que era hace tiempo. Hace tiempo que el club no da muestra del equipo que supo ser, incluso se volvió dependiente pura y exclusivamente de Messi.

En los últimos años dejó todo en manos del astro argentino, que no es cualquier cosa, ya que estamos hablando del mejor jugador de la historia, pero, así y todo, sin un equipo que lo respalde es imposible.

Las últimas ediciones de Champions, terminaron con la misma película, el Barcelona haciendo papelones dentro de la cancha. Eliminaciones insólitas con actuaciones de jugadores deprimentes y esperando como siempre, alguna genialidad de su haz, Lionel Messi, que le salvo las “papas” en varias ocasiones y gracias a esas extraordinarias jugadas, “maquillo” los flojos rendimientos y los problemas del club.

Si Leo, para taparse los ojos la actuación del Barca. (Foto: Diario 26)

Y la pregunta que nos hacemos todos ¿sigue Messi en Barcelona? Ojalá que, por el bien de Messi, se termine yendo de este equipo que no lo merece. Lamentablemente y cuesta decirlo, estamos en presencia de los últimos años de la Pulga dentro de un campo de juego y se tiene que ir a lo grande, como toda su carrera. 

Sin Messi, el Barcelona es la nada misma. Y en un cierto punto se termina la “mentira” de un equipo que no es, por qué dependió pura y exclusivamente de Leo en los últimos años y gracias al astro argentino, está donde está.

El 10 y un futuro de total incertidumbre. (Foto:Marca)

Y lo primero que tiene que cambiar el club, es sin dudas todo el cuerpo técnico. Hay algunas cosas que a veces no le encontramos el cómo o simplemente nos preguntamos ¿Cómo llegó ahí? y claramente eso pensamos de Quique Setien, que no sabemos cómo llegó a semejante club.

El propio entrenador, nunca llegó a estar a la altura de este club. Se lo mostró incapaz de dirigir a este plantel e incluso empeoro lo que venía haciendo Valverde, sin lugar a dudas que el cambio de técnico no fue acertado. Y así termino la historia, el Barcelona no ganó ningún título en toda la temporada. Conclusión, no estuvo ni por asomó a la altura del club, fracaso rotundo.

El principal culpable de una derrota histórica. (Foto: El Periódico)

Luego, el otro gran culpable de estos años desastrosos del Barcelona, es nada más ni nada menos que Josep Bartomeu, presidente de la institución, quien se convirtió en el mejor “refuerzo” del Real Madrid en los últimos años. Sin dudas, que no se explica los errores tan garrafales en las últimas temporadas, despilfarrando dinero en jugadores que no lo valían y que nunca rindieron.

La paciencia de los fanáticos culés llegó a su fin con esta goleada. Y por el bien del club, el mandamás debería dar un paso al costado y no hacer más daño del que ha hecho. Si bien las elecciones en Barcelona son el año que viene en el mes de junio. Además, la relación con los jugadores se quebró luego de los espionajes de la dirigencia hacia sus propios futbolistas. Algo insólito y nunca visto.

Relación rota, Bartomeu no puede seguir encabezando el Barcelona. (Foto: La Nación)

Otro de los puntos a analizar, es la continuidad de algunos jugadores. No quedan dudas que también se necesita mano dura y pasar la escoba lo antes posible. Hay jugadores que cumplieron un ciclo en el club como Sergi Roberto o Semedo, los peores del encuentro ante el Bayern y solo por nombrar algunos nombres. Lo cierto es que la “limpieza” tiene que ser profunda.

Y está claro, que es el momento en darle más rodaje a Riqui Puig, Ansu Fati, etc. Pero, también se tendrá que invertir en algunas posiciones puntuales y ser serios a la hora de contratar, no como se viene haciendo desde hace más de 6 años.

El futuro del Barcelona, está en ellos dos. (Foto: Bitbol)

El Barcelona puso punto final a una era de la peor manera posible. Tendrá que volver a empezar y reconstruirse si quiere volver a brillar.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10