Marco Reus, el jugador que las lesiones le impidieron brillar

El futbolista alemán fue sin dudas, una de las grandes promesas en la última década, pero sus constantes lesiones lo marginaron de la élite del fútbol.
Reus y el karma de las lesiones. (Foto: Be Soccer)

El jugador de 31 años, la paso más en los quirófanos que dentro de los campos de juego en los últimos años. Y con un amplio historial de lesiones, Marco Reus en su mejor momento no pudo brillar e incluso, se dio el gusto de rechazar al Barcelona y al Real Madrid.

Sin dudas que, en su gran momento, el futbolista alemán se destacaba por encima del resto. Y pintaba con ser uno de los mejores jugadores del mundo. Pero, comenzaron las lesiones y llegaron para quedarse.

Luego de destacarse en el Borussia Mönchengladbach, le llegaba la oportunidad de emigrar a uno de los clubes grandes del fútbol alemán, el Borussia Dortmund. Y desde el 2012 en adelante, defendiendo los colores del Dortmund tuvo momentos de gloria, pero también comenzaron los inconvenientes físicos.

10 años y un sin fin de lesiones. (Foto: La Pelotona)

Tras brillar en dos temporadas consecutivas bajo las ordenes de Klopp, siendo uno de los pilares del equipo y generando el interés de los grandes equipos del mundo, comenzarían las duras lesiones que le impidieron mantener el gran nivel mostrado.

A partir de la temporada 13/14, Reus viviría un verdadero calvario que hasta el día de hoy lo sigue padeciendo. Debido a que sufrió un total de 21 lesiones en seis años y la que más sufrió fue la rotura de ligamentos.

Pero sin dudas que la temporada que lo tuvo a mal traer fue la 14/15, donde se lesiono en cinco oportunidades y en total, estuvo afuera de las canchas durante 112 días. Y, en la actualidad, Reus sufrió una tendinitis crónica y aún no hay fecha de regresó a los campos de juego, que es donde se luce.

El calvario de la carrera de Reus. (Foto: Pinterest)

Si sumamos todo el tiempo que las lesiones lo marginaron a lo largo de su carrera, tenemos que decir que permaneció alejado de las canchas en 960 días. Un número que sorprende y a la vez es lamentable, ya que el alemán prometía estar entre los mejores jugadores del mundo por sus grandes actuaciones.

De quererlo los mejores equipos del mundo a vivir en un quirófano. Lesiones que le impidieron brillar en la élite del fútbol. A sus 31 años y próximo a cumplir 32 ¿Podrá volver a su mejor nivel?

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10