El campeón está de vuelta

El plantel de Boca retornó a los entrenamientos después de un largo período de inactividad futbolística.


Imagen

El plantel del campeón volvió a los entrenamientos después de mucho tiempo de entrenamiento virtual. Se planearon dos turnos: uno a las 9 hs. y el otro a las 11 hs. en el predio de Ezeiza que tiene el club. Se dividió al plantel en grupos de seis jugadores máximo en tres canchas alejadas donde el entrenador Miguel Russo presenció cómo se entrenan desde las oficinas del predio. 


Al ser un paciente de riesgo el entrenador, desde Boca planificaron que éste asista lo menos posible a los entrenamientos, que vía conexión pueda observar a sus dirigidos y que sus colaboradores, como Leandro Somoza, se encarguen de las prácticas, junto con los preparadores físicos. Aunque esto desistió en cierto punto ya que el director técnico está con muchas ganas de trabajar con el plantel y recuperar todo lo que se perdió en estos cinco meses, algo que habla bien de él pese a ser un paciente de riesgo.


Los jugadores tienen sus obligaciones: deben llegar al predio a un horario próximo al del comienzo de los entrenamientos para no estar mucho tiempo en el predio, se les toma la temperatura y cada uno debe arribar con la ropa de entrenamiento ya vestida. Además de que cada jugador tiene su carpa desinfectada e higienizada para descansar entre estación de entrenamiento e hidratarse respetando la distancia planteada de metro y medio. Como sucede con otros trabajos, el plantel de Boca mediante sus teléfonos celulares deberán responder un cuestionario previo a la entrada como protocolo de seguridad.

 

Boca deberá jugar por Copa Libertadores el 17 de septiembre contra Libertad de visitante por la tercer fecha del certamen continental. Será clave que los jugadores pongan todo de su parte para que el "Xeneize" vuelva lo mejor posible y dependerá también de otros factores. Mientras tanto, el club está cumpliendo como se debe con sus entrenamientos y protocolos.


Nicolás Ramírez. Tw: @nicolino1710