De la mano de Messi, el Barcelona sigue con vida en Champions

Luego de casi seis meses, se definió el duelo de octavos de final entre Barcelona y Napoli, donde los catalanes fueron demasiado para la visita y con un Messi en un gran nivel, los blaugranas consiguieron el boleto a los cuartos de final.
Con un Messi inspirado, el Barcelona está en cuartos. (Foto: Telam)

Con un Messi superlativo, el Barcelona derrotó 3-1 al Napoli y sentencio la serie en su favor, para enfrentarse en cuartos de final con el poderoso Bayern Múnich.

El partido comenzó con un Barcelona totalmente diferente a lo que veníamos viendo en los últimos encuentros. Totalmente seguros y con la cabeza puesta en la clasificación. Y hasta tuvo que recibir un aviso por parte de la visita para despertarse, luego de que Mertens sacara un gran remate y se estrellara contra el palo.

Y vaya que el “llamado de atención” del Napoli sirvió, ya que a los 9 minutos los dueños de casa se adelantaron en el marcador gracias a Lenglet, quien, tras un tiro de esquina, se elevó y sin marca aprovecho para meter un gran cabezazo y adelantar al Barca.

Y en apenas unos minutos más tarde, precisamente a los 22 minutos, apareció el mejor jugador del mundo en su máxima expresión y con una extraordinaria jugada típica de él. Luego de dejar a dos futbolistas en el camino, cayó al piso, pero se levantó y sacó un remate imposible de atajar para Ospina.

Pasaporte a Lisboa. (Foto: Marca)

Con este gritó, el astro argentino alcanzó los 115 goles en la competencia en 142 encuentros. Además, alcanzó otro récord, ya casi una costumbre en Messi y se trata que le convirtió a 35 clubes distintos por Champions. 

Sin embargó, minutos después, le anularon un gol insólito a la pulga. Con un control de pecho perfecto y una gran definición tras la salida de Ospina, según el VAR la pulga "toco" la pelota con la mano, algo que no se vio y volvió a poner en evidencia la tecnología.

Y como si fuera poco, a minutos de culminar la primera etapa, Messi, quien estaba imparable, apuró a Koulibaly en la salida y cuando logró quitarle la pelota, el defensor le pegó una dura patada que dejó tendido en el piso a Leo. Y tras, la intervención del VAR, el árbitro cobró la pena máxima y Luis Suarez lo intercambio por gol.

Pero, antes del cierre de la primera parte, al partido le quedaba una última emoción y en este caso en favor de la visita. Tras otra infracción, pero esta vez dentro del área del Barcelona, el árbitro no dudo y cobró penal para el Napoli. Y el encargado de ponerle suspenso a la serie fue Insigne, quien descontó en el marcador.

Insigne y el descuento para el Napoli por medio de los 12 pasos. (Foto: El Comercio)

Ya en el complemento, no hubo demasiadas emociones. Al principio el Napoli incomodo en un par de oportunidades y puso contra las cuerdas al Barcelona, pero no concretó ninguna situación.

De esta manera, los locales avanzaron a la siguiente instancia, donde se toparán con nada más ni nada menos que con el Bayern Múnich en Lisboa.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10