West Ham triunfa en el derby de Londres

Los Hammers derrotaron a Chelsea por 3-2 de local y además de complicarlo a su vecino de la ciudad con los puestos de Champions, lograron salir momentáneamente del descenso. Tarde-noche redonda para los Martillos.


Ambos necesitaban los tres puntos, los dirigidos por Lampard están siendo acechados por United y Wolverhamptom por ese 4to puesto y un triunfo les daba algo de respiro, por su parte los locales vienen de una temporada complicada y una victoria les daría oxígeno, el cual comienza a ser muy preciado en estas últimas fechas.

Ya en el terreno de juego, los Blues dominaron como era de esperarse, los dirigos por Moyes estaban todos metidos en su campo siendo salvados por Fabiansky quién detenía los disparos rivales. Pasaban los minutos y en la primera llegada clara de los dirigidos por Moyes, Soucek luego de una serie de rebotes empuja el balón y puso las cosas, injustamente, a favor de los locales pero el VAR apareció para desgracia de los locales y anularon el gol por un supuesto fuera de juego.

Tras ese susto, la visita siguió intentando y faltando 10´ para el descanso le cometen penal a Pulisic. William se hace cargo de la pena máxima y por fin pudo poner a los suyos arriba en el marcador. Pero no quedaría ahí, faltando apenas segundos para que acabe la primera mitad el West Ham logra el empate (de la misma forma que había logrado el primer gol anulado) de la mano de, nuevamente, Soucek.

Golpe duro que sufrió el Chelsea y pareció también entrar shockeado a la segunda mitad ya que, 2 minutos de reanudado el segundo tiempo, Antonio aparece solo dentro del área para empujar el balón a la red y ponerse por delante en el luminoso. 2 a 1 en menos de 3 minutos.

Por momentos el encuentro se emparejó y ambos tuvieron oportunidades tanto de empatar como de agranda la ventaja, aún así el que primero llegó fue el Chelsea y lo hizo de forma expectacular. A los 70´ William se hace cargo de una falta algo lejos del arco pero eso no impidió que saque un derechazo al segundo palo para poner las cosas 2-2.

Duro golpe sufrido por los locales que tenían la victoria pero si algo aprendió el West Ham es a nunca rendirse y luego estar encerrados en su campo, comandaron un contragolpe al minuto 88 el cual terminó con Yarmolenko marcando un golazo y haciendo un festejo provocador.

Victoria y alegría para los Hammers que lograron salir del descenso.

Redactor: Augusto Guardiola
@Aguardiola27