Volvieron las alegrías para Mou

El Tottenham se recuperó de la dura derrota con el Sheffield United y ahora venció al Everton por la mínima en Londres. Michael Keane en contra anotó el gol de los Spurs, que con esta victoria siguen firmes en su lucha por clasificar a la Europa League.


En una temporada muy irregular, el Tottenham dejó atrás la goleada que recibió por parte del Sheffield United y regresó a la senda del triunfo con el 1 a 0 al Everton en el Tottenham Hotspur Stadium. A pesar de no hacer un gran partido, repleto de faltas e impresiciones, los dirigidos por Mourinho tuvieron las ocasiones más claras y fueron justos vencedores para quedarse en casa con tres puntos vitales que lo dejan muy cerca de cumplir con su principal objetivo: clasificar a las copas europeas. 

El primer tiempo fue muy parejo. No hubo ningún claro dominador, y los dos equipos estuvieron faltos de juego y de profundidad en ambas áreas. El desarrollo de la primera etapa fue muy disputado y con muchas faltas. Aún así, los Londinenses se las ingeniaron para generar varias ocasiones de gol y en una de esas romper con el marcador, al contrario de los Toffees que tuvieron una sola en los 45 minutos iniciales. 


La primera clara del local llegó recién a los 20 minutos de juego. En un momento de posesión de los Spurs, se la dieron a Lucas Moura, que sacó un remate cruzado por abajo desde larga distancia que se fue al lado del primer palo de Jordan Pickford. Y cuatro minutos más tarde, el Tottenham se puso en ventaja. Mientras el Everton no podía pisar todavía el área rival, los hombres de Mou transformaban en gol su primera incursión al área con peligro. Tras un remate desde fuera de Son Heung-Min que rebotó en un defensor, la pelota quedó nuevamente en manos del coreano, que se la dio a Harry Keane y el disparo del 10 otra vez rebotó en un jugador de la visita, pero la pelota le cayó a Giovanni Lo Celso y el argentino, haciendo un muy buen giro dentro del área, sacó un zurdazo que se desvío en el brazo de Michael Keane e ingresó en la red, al otro lado donde se tiró Pickford. 

Luego de ese afortunado gol entre varios rebotes, los Lilywhites fueron por más, aunque les faltó más precisión en el juego y profundidad para llegar al área. La única situación que tuvieron fue un remate de tiro libre de Eric Dier que se fue por arriba a milímetros del travesaño. Y los azules, por el otro lado, llegaron por primera vez al arco custodiado por Hugo Lloris cuando ya finalizaba el primer tiempo. Después de una pérdida de Son en el medio llegó una contra rápida para el Everton, en la que Richarlison pudo encarar en velocidad sin marca y sacar un derechazo al palo opuesto de Lloris, que casi significó el empate para los dirigidos por Carlo Ancelotti, por lo que el portero francés fue a reprendar al coreano cuando se fueron al vestuario por haber perdido el balón en la mitad de la cancha y no haber presionado para recuperarlo.


El segundo tiempo, tras haber transcurrido ese momento de tensión, continuó siendo igual de disputado y sin una tenencia absoluta de alguno de los dos equipos. Los dos seguían con dificultades para generar juego por lo friccionado que era el transcurso de la segunda etapa. Sin embargo, en el complemento hubo más ocasiones de gol y los Spurs podrían haber aumentado el marcador de no ser por la escasa definición que tuvieron frente al arco. 

A los 7 minutos, un gran envió aéreo de Toby Alderweireld dejó a Son mano a mano con Pickford tras un mal cálculo de Yerri Mina, pero el arquero de la selección inglesa se lució tapando su disparo. Posteriormente, el delantero coreano recibió la pelota por la banda izquierda, encaró hacia el medio y remató fuertemente al lado del segundo palo. Otra ocasión más que se perdía el conjunto de Londres. Y a falta de 10 minutos, el Everton tuvo su segunda llegada más clara en todo el partido, con un tiro libre indirecto en el que Dominic Calvert-Lewin le pegó de taco, pero fue atrapado sin problemas por Lloris, dejando de esa manera su arco imbatido y al Tottenham ganador del encuentro.


Con esta victoria, los Spurs se ubican octavos con 48 puntos y se mantienen a un punto del Arsenal, el último en clasificar a la Europa League. La próxima fecha visitarán al Bournemouth en el Vitality Stadium el jueves a partir de la 14 hs, en la víspera del clásico londinense con el Arsenal. Mientras que el Everton desaprovechó una chance inmejorable de acercarse a la zona de clasificación a la UEL y con esta derrota sigue en la undécima posición con 44 unidades. En la jornada 34 recibirá en el Goodison Park al Southampton, también el jueves desde las 14 hs.

Por: Alan Easdale.
Twitter: @alaneasdale94.