Una remontada de película

El Milán remontó un partido imposible y dio el batacazo de la fecha al vencer por 4-2 a la Juventus en el San Ciro.
Épica remontada del Milán sobre la Juventus. (Foto: Libero)

Sin dudas que el Rossonero y la Vecchia Signora nos regalaron un partido lleno de goles y de emociones, pero los que terminaron festejando fueron los de Milán, gracias a una remontada que quedara en la historia.

Cuando todo indicaba que la Juventus se encaminaba a otro título liguero, un Milán irregular apareció y le arruino los planes. Dejándole una pequeña posibilidad a la Lazio de ilusionarse con el campeonato.

Las acciones en el San Ciro comenzaron con un Milán tomando la iniciativa y a una Juventus analizando a su rival durante los primeros minutos. A medida que iban pasando los minutos, los bianconeros comenzaron a adueñarse del encuentro. Aunque las mejores ocasiones las tuvo el dueño de casa y Szczesny fue el protagonista de mantener en cero el marcador.

Paqueta cubriendo la pelota ante la marca de Bernardeschi. (Foto: El Comercio)

Pero, sin mayores emociones durante la primera parte, tenemos que pasar al complemento donde estuvo el plato fuerte de la tarde. Y fue cuestión de tiempo para que se rompiera el cero ya que, a los 47 minutos, apareció Rabiot y con un gran remate adelanto a la Juventus en el marcador.

Y solo unos minutos más tarde, aparecía Cristiano Ronaldo para convertir el segundo de los bianconeros y de esta forma, todo se encaminaba para una victoria segura de la visita. Pero, pasaron cosas.

Puño cerrado y un nuevo grito para Ronaldo, que de mucho no sirvió. (Foto: BBC)

Y solo unos minutos más tarde, aparecía Cristiano Ronaldo para convertir el segundo para los bianconeros y de esta forma, todo parecía una victoria segura de la visita. Pero, pasaron cosas.

Y hace tiempo pedíamos la reacción del Milán y en solo cinco minutos, apareció el gigante dormido para no solo descontar ni para igualar las acciones sino para pasar adelante en el marcador y de esta forma, remontar un encuentro que parecía tener dueño.

Primero, descontó Ibrahimovic a los 62 minutos por medio de los 12 pasos, luego apareció Kessié a los 66 para igualar el partido y un minuto más tarde, Rafael Leao revirtió la historia de forma épica al fiel estilo de la historia del Rossonero, a través de un remate que se le metió en el primer palo de Szczesny.

Leao y sus compañeros festejando la remontada. (Foto: Calcio News)

Y a 10 minutos del final, Rebic le puso la frutilla del postre, transformando el triunfo en goleada y en una remontada que quedara en la historia de este clásico.

Con este resultado, la Vecchia Signora sigue en lo más alto con 75 unidades y le dio vida a su principal seguidor, la Lazio, quien tiene 68 unidades y aún resta el partido entre ambos equipos, el cual puede definir la historia de este campeonato.

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10