PSG domina en Francia, pero no convence

El equipo de Tuchel se consagró campeón de la Copa de la Liga tras vencer al Lyon por penales en un pobre partido

Fiesta en París


Póker de títulos nacionales para el París Saint Germain y reyes absolutos del país galo, esto es así y nadie puede negar que hablamos del conjunto más dominante del fútbol francés. Sin embargo, lo que siempre se le recrimina es el hecho de no trasladar este poderío al plano continental.


Esta vez, los parisinos superaron al Olympique Lyon en la final de la última edición de la Copa de la Liga, ya que la Federación Francesa ha decidido suspenderla para “no saturar el calendario”. Ehm… al menos eso es lo que dicen ellos, pero la verdad es que este campeonato no genera ningún interés en los aficionados.


Los argentinos Ángel Dí María y Mauro Icardi fueron titulares en el PSG que no contaba con su joya Mbappé luego de haberse lesionado de gravedad en la final de la Copa de Francia el pasado viernes. Por esta razón, Tuchel cambió el esquema, pero no convenció en lo absoluto.


La falta de actividad competitiva sentó muy mal en el equipo parisino. Esto ya se vio en el partido recién mencionado, en el que solo superaron a su rival por 1 a 0 tras jugar más de 60 minutos con un jugador más. Cuatro meses sin fútbol no es fácil para nadie.


El partido de hoy fue más de lo mismo, los rojiazules demostraron una alta falta de creatividad en ataque agravada por la ausencia de los desmarques filosos de Mbappé. Icardi no estuvo fino al asociarse con Neymar y con el “fideo”, por lo que generaron poco peligro.


Neymar fue uno de los pocos puntos altos. El brasileño tuvo en sus botines varias ocasiones claras pero en todas se encontró con el arquero del Lyon Anthony Lopes, que fue figura. “Los leones” por su parte estuvieron muy deslucidos en todas las áreas del juego y casi que no le dieron trabajo a Navas.


El ritmo del partido disminuyó a la par del paso de los minutos, por lo que tras un tiempo extra en el que ninguno quiso arriesgar de más, el campeón se definió desde la pena máxima. Probablemente, el único momento de emoción que vivieron los 5.000 hinchas que asistieron al Stade de France.


Tras una impecable ronda de cinco, Keylor Navas atajó el sexto penal del Lyon mientras que Pablo Sarabia anotó el suyo para convertir al PSG en nueve veces campeón de la Copa de la Liga. Ahora toca la Atalanta en Champions y los parisinos están con una evidente falta de ritmo… y de ideas.

 

-Leonel A. Porto / Instagram: @leo_porto15