Llegó el cuarto, ¿y último?

Se destrabó la llegada de Matías Mansilla tras varias idas y vueltas. El arquero puso la firma luego de su salida de Ferrocarril Midland y es el cuarto refuerzo de Morón en la pandemia.

El "gallo", sin dudas, tiene entre ceja y ceja la Primera División. Cuando arrancó la temporada 2019/2020, el presidente Roque Labozzetta había dicho que el objetivo era ganar el campeonato económico y lo logró. Tanto jugadores, cuerpo técnico y empleado están casi al día, situación que no se vive en todos los clubes. Ahora buscarán el campeonato futbolístico.

Mansilla llegó al club cuando su pase parecía caerse, tras un conflictivo entre el arquero y los dirigentes de Midland. Con 24 años se perfila como un futuro arquero titular.

El lateral Alan Schonfeld dejó Real Pilar para sumarse al equipo de Sibelli-Lara. Otro refuerzo es el delantero Alan Salvador, proveniente de Argentino de Merlo donde compartió el equipo campeón con Dylan Glaby, mediocampista titular de Morón.  El primero en llegar había sido el mediocampista ofensivo Luciano Guaycochea, quien viene de romperla en el fútbol colombiano de la mano de Lucas Pusineri.

Además de las contrataciones históricos como Damián Akerman y Nicolás Martínez renovaron sus contratos junto con otros jugadores y la dupla técnica. Esteban Ciaccheri, Fabricio Alvarenga, Tomas Catelli, Matías Nizzo, Bruno Galván, Francisco Oliver, Nisim Vergara, Diego Tonetto, Nicolás Ramírez, Agustín Lavezzi y Lucas Perez Godoy finalizaron su vínculo con Morón.

Con estas altas y bajas parecía que el "gallo" ya tenía su plantilla completa pero en las últimas horas empezó a circular el rumor que Lucas Cano, delantero de Chacarita sea refuerzo. El atacante no termina de arreglar su contrato con el funebrero.



Federico Marqui

@_FedeMarqui