Everton posterga los festejos

En el derby de Merseyside, Everton y Liverpool igualaron sin goles en Goodison Park, por tercera vez consecutiva, y ahora el Rojo no depende de sí mismo para gritar campeón en Anfield la próxima fecha..


Los Tofees arrancaron con un disparo peligroso de Richarlison que su compatriota, Alisson, pudo desviar y ese sería el único disparo a puerta hasta el final del partido. El encuentro era dominado por los Reds a pesar de que no tuvieron ocasiones realmente peligrosas para adelantarse en el marcador. 

Hay que decir que algunas figuras del actual campeón de Europa no estuvieron presentes, como el caso de Salah o Robertson, y Klopp dio lugar a jugadores como Minamino o Keita que no solemos ver mucho.

Ya en la segunda mitad, los visitantes llegaron a tener el 80% de la posesión pero de poco le sirvió ya que lo mas cerca que estuvo de romper el cero fueron dos tiros libres de Fabinho y Alexander Arnold. Casi en el final del partido, Alisson tuvo que salir al rescate ya que Everton se acordó de patear al arco y Davies en un rebote dio la pelota en el palo. La más clara fue para los de Ancelotti que no haciendo mucho casi se lleva el clásico.

Ahora Liverpool debe esperar un tropiezo del Manchester City ante Burnley, así ganando de local podrá festejar el título en su estadio -obviamente- vacío.

Redactor: Augusto Guardiola
@Aguardiola27