Conquistando América: capítulo VI

Un 20 de junio de 2007, Boca obtenía su sexta Copa Libertadores venciendo 2-0 a Gremio en Porto Alegre para sellar la final más dispareja en la Copa Libertadores. 



Boca Juniors campeon de la Copa Libertadores 2007 (con imágenes) | Club  atlético boca juniors, Boca juniors, Campeones

Boca llegaba al día de la fecha hace 13 años con una ventaja en el resultado de 3-0, luego de golearlo y humillarlo en La Bombonera. En la vuelta se dio un partido más parejo en las jugadas, con el "Tricolor" llegando en dos oportunidades a los palos. En ese equipo eran titulares Sebastián Saja, ex arquero de Racing y San Lorenzo, y un viejo conocido: Rolando Schiavi. Éste último ingresó en el primer tiempo como cambio y le tocó enfrentarse a su tan respetado y querido Boca Juniors.

El segundo tiempo fue todo de Juan Román Riquelme, conduciendo la pelota como un verdadero crack y convirtiendo un golazo de afuera del área y luego aprovechando un rebote de Saja en el que solo quedó empujarla para sentenciar el 2-0 final y la goleada global 5-0, la más abultada en la historia de la Copa Libertadores de América.

Como anécdota, el "Flaco" Schiavi realizó una infracción a Martín Palermo adentro del área. El titán terminó malogrando el penal muy mal pero la historia no cambiaba, Boca seguía cosechando títulos. En 2006 había conquistado la Recopa Sudamericana en San Pablo ante el equipo homónimo.

En esa copa tuvo grandes resultados, como el 7-0 a Bolivar en La Bombonera durante la fase de grupos o la goleada 3-0 a Cúcuta en semifinales para revertir un 1-3 y clasificarse a la final de la copa. Por otro lado, Gremio llegaba a la final siendo el único equipo sin recibir goles de local. Boca terminó con esa racha del "Tricolor Gaúcho" para ser campeón.

Otra anécdota conocida fueron los famosos pantalones cortos amarillos. Gremio al ser local pedía que Boca jugase con la camiseta alternativa para evitar confusiones. Desde el club de La Ribera se expresaron en contra de esta propuesta, pero propusieron cambiar la indumentaria del tronco inferior, especialmente el pantalón corto. Boca tuvo que traer desde Argentina sobre la marcha pantalones amarillos que solían usar las inferiores y estamparlas a contrarreloj, ya que el short de por sí tenía numeración hasta el 20 al ser utilizado en inferiores. Llegó con lo justo y se dio la cómica situación de Boca con pantalones amarillos.

Riquelme que llegaba a préstamo demostró su jerarquía, fue elegido el mejor jugador del certamen y era jugador de Selección Argentina. Un primer semestre magnífico quedando como goleador de Boca en la Copa con 8 goles y conquistando su tercer Copa Libertadores, en Brasil, una costumbre en Boca y en Román.

Así, recordamos la consagración de la última Copa Libertadores de Boca, con Juan Román Riquelme como abanderado. La última gran hazaña de Boca.

Nicolás Ramírez. Tw: @nicolino1710