Tenga mucho cuidado, el Brandtvid-19 llegó

El Borussia Dortmund goleó por 4 a 0 al Schalke en el regreso de la Bundesliga tras la cuarentena mundial con una gran actuación de su número 19.



Julian Brandt. El alemán se lució frente a todos los que disfrutaron de la vuelta a las canchas, esta vez, mirando solo por la televisión, ya que el Signal Iduna Park se mostró completamente vacío debido a las normas de prevención para evitar los contagios de Covid-19.

Limpieza de los balones, saludos con los codos, todos los integrantes del banco con sus respectivos barbijos y respetando la distancia reglamentaria entre ellos. Una nueva era de nuestro amado deporte comenzaba en Alemania. El clásico del Ruhr fue la primera función.

Ah! Y se me olvidaba algo, bueno, Haaland y Hakimi lo ejemplificaron a la perfección cuando celebraron el primer gol con un baile en pareja (bastante extraño) en el que se tomaron un metro de distancia. Nadie podía acercarse a abrazar al noruego que convirtió de zurda luego de un centro de Thorgan Hazard.

Párrafo aparte se merece el gran gesto técnico de Brandt para habilitar al belga. Un precioso pase de taco que descolocó a la defensa del Schalke, la cual terminó enferma luego de la exhibición de fútbol que dio el joven mediapunta durante todo el partido.

Mucho se notó el impacto de este largo parate, más que nada por el lado de los visitantes, sino pregúntenle al arquero Markus Schubert, quien parece que todavía estaba pensando en el final de La Casa de Papel cuando regaló la pelota y provocó el segundo gol, esta vez de Guerreiro.

El Schalke salió del descanso con dos cambios y pasó a un 4-3-3 muy ofensivo para salir a buscarlo. De poco sirvió. Solo dos minutos después, tras una contra del Dortmund, Brandt y Hazard quedaron mano a mano con un solo defensor rival. Asistencia del alemán y gol del belga.

Otra perla que nos dejó este encuentro fue la gran definición de la jugada que armaron entre Haaland y Guerreiro con pared incluida, la cual terminó con un remate del portugués de zurda con el exterior del botín que venció a Schubert. Schalke 04 Dortmund, el chiste se cuenta solo.

Con el partido definido, ambos equipos aprovecharon la nueva norma de los cinco cambios y rotaron a sus jugadores. Uno de los que vio minutos fue el argentino Leonardo Balerdi, el ex boca que había disputado muy pocos minutos en lo que va de temporada.

El Borussia se llevó el clásico sin despeinarse gracias a la gran actuación de sus jugadores de ataque que, con Brandt al mando, superaron sin dificultades a la defensa rival que estuvo muy pasiva durante todo el encuentro. Creo que se tomaron muy en serio lo del distanciamiento…

-Leonel A. Porto / Twitter: @LeoAguss_15