Mick O´Brien y su mala experiencia con los arcos.

Mick O´Brien, dueño de una de las anécdotas más graciosas del fútbol irlandés.



Nos ubicamos en el año 1975, donde se enfrentaban el Athlone Town y el St. Patrick en el St. Mel´s Park, campo del Athlone, quien dominaba con extensa comodidad el encuentro. El partido se desarrollaba mayormente en la mitad del campo del St. Patrick, quien rogaba piedad ante un equipo bastante superior. 

En un intento de llamar la atención, el arquero del Athlone Town Mick O´Brien, comenzó a imitar los movimientos de un gorila, en su área del campo. Las cámaras no tardaron en enfocarlo y conversar sobre sus actos. O´Brien decidió deslumbrar al público al treparse al travesaño del arco, mientras seguía imitando los movimientos de un gorila. El partido en ese momento ya estaba decidido para el equipo local, quien seguía atacando al vulnerable St. Patrick. 

Cada unos minutos, las cámaras y la atención de los comentaristas se desviaban del partido para seguir hablando de O´Brien. Luego de unos minutos sentado encima del larguero se escuchó un gran ruido, que rápidamente llamó la atención del árbitro y de los jugadores. Cuando dirigieron la vista  hacia Mick O´Brien lo encontraron tirado en el piso, encima de maderas, (que por ese entonces era el material del arco), y pedazos de la red. 

La decisión del árbitro era inminente, Mick O´Brien fue expulsado del encuentro, que se reanudó una vez reparada la portería. Sin duda un evento bastante bizarro y gracioso que nos dejó este precioso deporte.

Hecho por: Augusto Battocchio
Instagram: @augus_canob