El mejor partido en la historia del fútbol

Se cumplen 60 años de la mítica final de la Copa de Europa en la que se enfrentaron el Real Madrid y el Eintracht de Frankfurt, partido que es catalogado como el mejor de todos los tiempos por lo sucedido.

Un 18 de mayo, pero de 1960, el Real Madrid de Di Stefano y Puskas, lograban conquistar la quinta Copa de Europa de manera consecutiva, venciendo en la gran final al Eintracht de Frankfurt nada más ni nada menos que por 7-3.

En el estadio Hampden Park y frente a 135.000 personas, el conjunto español y los alemanes definían la Copa de Europa con un clima bastante imponente, ya que, nunca se vio tanta gente en un estadio, prácticamente era una caldera.

El conjunto merengue llegaba a este encuentro luego de obtener dicho trofeo en cuatro ocasiones y de manera consecutiva de la mano de sus dos grandes figuras, Alfredo Di Stefano y Ferenc Puskas. Por el otro lado, estaba el elenco alemán con su poderío físico que intimidaban y llegaban como la gran sorpresa del certamen.


Un encuentro que arrancó en favor de los teutones, que rápidamente se pusieron arriba en el marcador por obra de Kress, pero la dupla Di Stefano-Puskas tendría su noche soñada, porque con un doblete del argentino lograba remontar el partido y a minutos del cierre de la primera parte, Puskas marcaba el tercero y parecía indicar el camino de esta final.

En el complemento, las cosas se terminaron de sentenciar cuando Puskas lograba marcar dos goles apenas comenzado los últimos 45 minutos. Pero, el conjunto alemán se quería ir con honor, aunque sea y es por ello Stein marcaría un doblete para ponerle suspenso a la definición, pero uno más de Puskas, la gran figura del partido y seguido otro de la Saeta Rubia, sentenciaban el partido en favor de la Casa Blanca por 7-3.


¿Cómo se explica que un jugador marque cuatro goles en una final o que otro marque tres? Justamente los protagonistas de dicha hazaña son dos de los mejores jugadores de la historia y sin lugar a dudas, que esta dupla junto a Gento dieron la mejor versión del Real Madrid en toda su historia.

De esta manera el Real Madrid conquistaba su quinta Copa de Europa y de manera consecutiva, en esos tiempos, la palabra Madrid traía miedo a los rivales y era entendible, ya que, ese equipo jugaba a otra cosa y por algo pasaron a la historia grande de los libros del fútbol.

Luego, en el año 1999 la a revista World Soccer catalogo dicha final como el mejor partido de la historia y seguramente que motivos sobraban, entre la quinta Copa consecutiva, el récord de espectadores dentro de una cancha y la magnífica actuación de sus dos figuras, podrían ser algunos de los motivos de dicho elogio. 

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10