El día que un perro salvó al Manchester United

Uno de los mejores equipos de la historia del fútbol inglés, que se mantuvo vivo gracias a un perro.


Esta es probablemente la historia más peculiar sobre la salvación de un club, y precisamente la vivió uno de los mejores equipos a nivel histórico como lo es el Manchester United. Grandes momentos pasó este equipo, como la etapa de Ferguson, y contó con grandes y reconocidos jugadores a nivel mundial, como Ronaldo, Scholes, Owen, Cantona, Berbatov, Ferdinand, Rooney, Vidic, Schmeichel, entre otros. Pero quien diría que tantos años conquistando títulos pudieron no haber existido de no ser por un perro.

Esta historia se remonta al año 1901, época en la que el Manchester United llevaba el nombre de Newton Heath, un modesto club del norte de Manchester vinculado a la industria del ferrocarril, que llevaba los colores verde y amarillo oro en su camiseta. El Newton Heath pasaba en ese momento por una grave crisis económica que, hoy en día podría parecer absurda, de aproximadamente £ 2000 impagadas, que lo mantuvo al borde de la disolución y desaparición. Sumado a estos problemas económicos, un muy mal momento deportivo situaba al equipo en las últimas plazas de la segunda división. 

¿Qué se hizo entonces para intentar mantener al club? Harry Stafford, capitán de el equipo, prestó a su perro "Major", un San Bernardo, para que deambulara por las calles de Manchester en busca de recibir algunas libras para poder pagar las deudas que tanto atormentaban a Newton Heath. El perro estuvo recorriendo todo el centro de la ciudad para recaudar fondos, hasta que tres días después se perdió, sin dejar rastro alguno.

El perro terminó en la casa de Henry Davies, un empresario adinerado y dueño de las cervecerías de Manchester. Davies se encariñó tanto con el perro que pensó en regalárselo a su hija para su cumpleaños, pero, a pesar de su gran vínculo con el perro, decidió buscar al dueño de aquel can. Así fue como quedó con Harry Stafford, quien le contó la penosa situación del club. Davies en un gesto de buena voluntad, decidió comprar el perro a cambio de pagar la deuda y ser el primer presidente de la institución, que tras reestructurarse, cambió el nombre del club a como lo conocemos hoy en día. 

Y así fue como un San Bernardo resucitó a un equipo que estaba en bancarrota, sin saber que 100 años después sería reconocido a nivel mundial y condecorado con innumerables trofeos.

Hecho por: Augusto Battocchio
Instagram: @auguss_canob