Campeones invictos de la Champions League (Parte 1)

En la historia de la Copa de Europa y de la actual Champions League, hubo tan solo nueve clubes que lograron levantar la orejona sin conocer la derrota.

El tan ansiado trofeo por el cual los equipos de Europa se pelean año tras año para ganar, tuvo equipos que quedaron en la historia grande del torneo por no perder ni siquiera un encuentro.

Inter 1963-1964

El equipo italiano era comandado por el argentino Helenio Herrera y se destacaban como máximas figuras de aquel equipo, Sandro Mazzola, quien fue el goleador de aquella edición con siete goles y Luis Suárez. 

El camino hacia el titulo para el Inter comenzó frente al Everton, donde en el encuentro de ida no se sacaron ventajas y en la revancha, el Neroazzurro gano por la mínima. Por la segunda ronda el equipo de Herrera se midió ante el Mónaco y con un global de 4-1, los italianos seguían a paso firme.

Y en los cuartos de final, frente al Partizan, repetiría el mismo global que ante los franceses y esto le permitía avanzar a las semifinales. En dicha instancia, el rival era el Borussia Dortmund, la ida culmino con un 2-2 y en la vuelta el Inter se impuso por 2-0.

En el partido decisivo, se enfrentaría al temido Real Madrid de Puskás y Di Stéfano, pero las grandes figuras del merengue no pudieron evitar el triunfo del conjunto italiano, el cual ganaría por 3-1.


Ajax 1971-1972

Sin lugar a dudas que el equipo holandés marco una era en la década del 70, donde se consagraría tricampeón de la Copa de Europa y en esta edición conseguiría la segunda copa de las tres que conquistaría.

Este equipo era comandado por el legendario Johan Cruyff, uno de los más grandes jugadores que vio este deporte. El camino del Ajax comenzó su camino al título frente al Dynamo Dresden, al cual venció en el partido de ida por 2-0 y empato sin goles en la vuelta. En la segunda ronda enfrentó al Olympique de Marsella, en la ida fue triunfo por 2-1 de visitante y en la vuelta fue goleada por 4-1. 

Ya en los cuartos de final, el rival fue el Arsenal, al cual venció en Ámsterdam por 2-1 y en el encuentro de vuelta, los holandeses vencerían por la mínima al conjunto inglés. Por las semifinales se toparon con el Benfica y en una dura eliminatoria, el conjunto holandés clasificaría gracias a la victoria 1-0 de local porque en el encuentro de vuelta no pasaron del cero.

Y en la gran final se encontraban el Ajax y el Inter, donde la balanza se inclinaría en favor del elenco holandés gracias al doblete de Johan Cruyff que le daría la victoria por 2-0.


Nottingham Forest 1978-1979

En esta temporada se dio una de las mayores sorpresas de la Copa de Europa cuando los dirigidos por Brian Clough se coronaron campeones e invictos. Era un equipo que venía de ascender en el fútbol inglés en el año 1977 y ese mismo año se consagró en la Copa de la Liga, lo que le permitió jugar el máximo certamen europeo.

La epopeya de los dirigidos por Clough comenzó en primera ronda ante nada más ni nada menos que frente al Liverpool, primero victoria por 2-0 en condición de local y con un empate en cero en Anfield, la cenicienta del torneo eliminaba a uno de los grandes de Europa. En la segunda ronda fue el turno de medirse con el AEK Atenas, en Grecia los Reds se impusieron por 2-1 y en la vuelta, el equipo de Clough no dio respiro y termino goleando 5-1.

Y en la semifinal lo esperaba el Köln, donde en el encuentro de ida disputado en City Ground fue un increíble 3-3, mientras que en Alemania los ingleses pisarían fuerte y se llevarían una victoria agónica por 1-0, sacado el boleto para el gran final.

El encuentro final fue muy parejo, y de la mano de Trevor Francis, quien sobre el final del primer tiempo le dio el único gol del partido y la gloria eterna. Con Garry Birtles como la gran figura, ya que, fue el goleador del equipo con 6 goles.


Liverpool 1980-1981

El equipo inglés con más Copas de Europa en su palmarés es el Liverpool y que en esa oportunidad alcanzaría la tercera de las siete que posee actualmente.

En primera ronda se mediría antes el desconocido equipo finlandés Oulun Palloseura, el cual le sacaría un empate en el partido de ida, pero en la revancha se dio una goleada histórica cuando el conjunto de Bob Paisley vapuleó 10-1 a su rival. En la segunda ronda el Liverpool eliminó al Aberdeen de Alex Ferguson con un global de 5-0.

Por los cuartos de final se enfrentaron los Reds con el CSKA Sofía. En el partido la ida, los ingleses ganaron 5-1 y en la vuelta hicieron lo mismo, pero ganando por la mínima. Ya en las semifinales, se iba a cruzar con el Bayern Múnich, una final anticipada. El encuentro en Anfield fue empate sin goles y la revancha en territorio bávaro, el partido iba a finaliza en empate nuevamente, pero está vez 1-1 y gracias a ese gol de visitante que marcó Ray Kennedy, el Liverpool avanzó a la final.

En el partido crucial, tenía como protagonista a los dos equipos más poderosos de aquel entonces, por un lado, el Liverpool y por el otro estaba el Real Madrid. Pero, gracias a Jimmy Kennedy, el autor del único tanto del partido, la gloria se la llevaba el elenco inglés.


Liverpool 1983-1984

Y el conjunto ingles iba a ser el primer equipo en esta lista en repetir dicha hazaña, de conseguir ser el primer equipo en ganar dos veces la Copa de Europa sin conocer la derrota.

El conjunto dirigido por Joe Fagan jugó la primera ronda ante el Odense y la victoria en el global fue un contundente 6-0 en favor de los ingleses. En la siguiente ronda, apareció el Athletic de Bilbao en el camino y tras un empate sin goles en el primer enfrentamiento, el Liverpool vencería 1-0 en el partido de vuelta.

Donde lo esperaba el Benfica, pero el conjunto luso no pudo ante los Reds que fueron muy superiores, ya que pasaron de ronda gracias a un global de 5-1. El Dynamo Bucarest era el rival en las semifinales, donde en la ida el Liverpool se impuso por la mínima y en la vuelta hizo por 2-1.

Y en el duelo final, se mediría contra la Roma y por primera vez en la historia de la competencia, la definición era por la vía de los penales. Luego de empatar 1-1 en los 90 minutos, el conjunto inglés y de la mano de Bruce Grobbelaar, quien atajó dos penales en la serie, el Liverpool volvió a gritar campeón de Europa y de manera invicta.


Milan 1988-1989

Uno de los grandes equipos de la historia es el que dirigió Arrigo Sacchi, un conjunto que estuvo plagado de figuras como Alessandro Costacurta, Franco Baresi y Paolo Maldini en la defensa; Frank Rijkaard, Carlo Ancelotti y Roberto Donadoni en el medio; y una delantera temible con los holandeses Ruud Gullit y Marco Van Basten, un equipo de película.

El camino para el conjunto Rossonero comenzó ante el Levski Sofía, con una goleada por 5-2 en el partido de ida y un 2-0 en la vuelta sellaron el pasaje a la segunda ronda. Allí el conjunto dirigido por Sacchi se enfrentaría con el Estrella Roja y no la tuvo fácil, ya que, luego de igualar ambos partidos 1-1, tuvieron que definir todo en los penales, donde se impuso el Milán 4-2. 

Ya en los cuartos de final, se cruzaron frente al Werder Bremen, en San Siro igualaron sin goles, pero en Alemania el Rossoneri ganó agónicamente 1-0 y se clásico a las semifinales. En la previa de dicho encuentro, se especulaba con que iba a ser la llave más difícil, ya que enfrente estaba el Real Madrid. Sin embargo, en el desenlace el Milán fue completamente superior al Merengue y lo eliminó por un global de 6-1 nada más ni nada menos.

Y en la gran final se enfrentaba ante el Steaua Bucarest, al cual goleo con facilidad por 4-0 con los goles de sus dos grandes figuras, Ruud Gullit y Marco Van Basten, este último fue la gran figura del equipo durante el certamen gracias a sus 10 tantos.


Estrella Roja 1990-1991

Con Sinisa Mihajlovic como la máxima figura de aquel equipo, que se iba a convertir en la gran sorpresa de aquella edición y tiempo después se quedaría con el trofeo. En la primera ronda, el Estrella Roja eliminó al Grasshoppers gracias a un global de 5-2. En la segunda se enfrentó al Rangers de Escocia, dejándolo afuera tras una victoria por 3-0 en la idea y un empate 1-1.

El Dynamo Dresden fue el oponente en cuartos de final, en la ida los yugoslavos ganaron 3-0 a los alemanes y en la vuelta también fue victoria, pero por 2-1, aunque dicho encuentro no pudo finalizar debido a unos incidentes. Y llegaría la semifinal, donde lo esperaba uno de los equipos más poderosos del mundo, el Bayern Múnich.

Y para la sorpresa de todos, el primer partido fue triunfo en condición de visitante por 2-1 en favor del Estrella Roja y en la vuelta en Belgrado terminó 2-2. Sin dudas, el conjunto de Yugoslavia daba el gran batacazo.

En el cotejo decisivo tenía enfrente al Olympique de Marsella, donde el encuentro se definía por media de los penales, luego de igualar sin goles en un partido para el olvido. El penal definitorio había quedado en manos de Manuel Amoros, quien tenía la oportunidad de igualar el resultado o de darle el tan ansiado trofeo a la cenicienta del certamen. Y el jugador del equipo francés fallo y le dio el título al Estrella Roja.


Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10