A 8 años de la batalla de Munich

Esta semana se cumplieron 8 años de aquella noche del 19 de marzo donde Chelsea logró una auténtica hazaña, cuando levantó su primera UEFA Champions League al derrotar al Bayern Munich. Aquel equipo era formado por grandes jugadores como Petr Cech, John Terry, Michael Essien y Didier Drogba.


Chelsea no fue candidato desde un principio a levantar el trofeo, los blues formaron parte del grupo E junto a Bayer Leverkusen, Valencia y Genk donde los dirigidos en ese entonces por Andrè Villas-Boas se quedaron con el grupo al terminar en el primer puesto de esta forma conseguir su boleto para Octavos de final.El sorteo por los Octavos determinó que Napoli sería el rival de los blues, el partido de ida tuvo lugar en San Paolo donde los locales derrotaron a Chelsea por 3-1, este resultado dejaría a Chelsea casi sentenciado. Entre enero y marzo Chelsea atravesaba un pésimo momento que sumado a la derrota con Napoli culminó en el despido de Villas-Boas a principios de Marzo.
El dia 6 de aquel mes se tomó una decisión que cambiaría la historia de Chelsea, Roberto Di Matteo sería nombrado como el nuevo director técnico a pesar de haber llegado como entrenador interino,el técnico italiano quien jugó en Chelsea entre 1996 y 2002 tenía menos de 10 días para preparar el encuentro ante Napoli. Para dicho encuentro Chelsea mantuvo el mismo sistema que venía utilizando con Villas-Boas pero con algunos cambios donde ingresaron: Ashley Cole, John Terry, Frank Lampard, Michael Essien y sacando del equipo a José Bosingwa, Gary Cahill, Raul Meireles y Florent Malouda. Esa noche Stamford Bridge comenzó a ser una auténtica fortaleza para Chelsea, en los 90 minutos fue victoria para Chelsea 3-1 con goles de Drogba, Lampard y Terry; ya en el tiempo extra un gol a los 105’ de Ivanovic para el 4-1 definitivo le daría a los blues el boleto de clasificación.
En cuartos de final el rival fue  Benfica, aquel partido de ida fue para Chelsea con un gol de Kalou a quince minutos del final para que los dirigidos por Di Matteo vuelvan a Inglaterra con la ventaja en la serie. El partido de vuelta arrancó bien para Chelsea luego de que Lampard convierta un gol desde el punto penal para ampliar la diferencia, sin embargo Benfica no bajó los brazos y a pesar de jugar todo el segundo tiempo con un hombre menos tras la expulsión de Maxi Pereira, Javi García convertiría de cabeza el descuento que no sirvio de mucho porque minutos más tarde un bombazo de Raul Meireles en un contragolpe le dio a Chelsea su boleto a semifinales.
En la semifinal esperaba el campeón vigente, Barcelona que a los nueve minutos tuvieron su primera chance clara con Alexis Sánchez que tras un pase filtrado pica la pelota por encima del arquero pero el travesaño le negó el gol, sobre el fin del primer tiempo Ashley Cole despeja la pelota en la linea para evitar el gol cule. En el comienzo del segundo tiempo un centro atrás de Ramires encontraría a Drogba para poner el 1-0 para los blues, sin embargo Barcelona siguió intentando pero los palos y Petr Cech lograron que los catalanes se vuelvan con una serie que debían remontar para llegar a la final.


El partido de vuelta seria un autentico partidazo, los locales a los 43 minutos se encontraban 2-0 y con un Chelsea que jugaba sin Terry que fue expulsado pero en el descuento de la primera parte Ramires la picó sobre Valdés y volvió a comprometer a Barcelona. En el segundo tiempo los locales continuaron creando situaciones pero otra vez Cech y el palo negaban el gol, ya a los 91 minutos un despeje en el área de Chelsea dejó al niño Torres que regateo al arquero catalán y poner 2-2 el encuentro y llevando a los dirigidos por Di Matteo a la final en una serie épica de principio a fin.
  La final estaría atravesada por un montón de factores que hacen mucho más espectacular la
conquista de Chelsea, el partido tenía lugar en Munich, sede la cual fue elegida antes del inicio de la competencia y allí esperaba Bayern Munich que jugaba en su casa, con su gente una final de Champions. En aquel partido los alemanes encerraron a los ingleses en su propia área, el juego de los alemanes era intenso pero finalmente tuvieron su premio cuando a los 82 minutos un cabezazo de Müller puso el 1-0. El gol alemán parecía que daría por sentenciada la suerte de los blues  pero a dos minutos del final en el primer córner de los blues en el partido la pegada de Juan Mata encontraba a Drogba que por medio de un cabezazo marcó el gol que llevó la final al tiempo extra. En la prórroga a los 3 Robben tendría la chance de marcar el gol de la victoria pero Petr Cech contuvo el penal del holandés y la final fue a los penales. En los penales Bayern arrancaba con el pie derecho pero Chelsea fallaba el primero, ambos equipos convertirían sus próximos dos penales lo que le daba a Olic la chance de convertir el penal que les diera el título pero el arquero londinense taparia el remate para que los blues siguen en juego.El siguiente era Ashley Cole quien dejaba 3-3 la tanda de penales, luego le tocó a Schweinsteiger quien le dio al palo y finalmente el último penal quedó en manos de Drogba quien convirtió el penal que le dio a Chelsea su primera champions.

Así fue como tras poner al mando a un técnico interino los blues conquistaron Europa derrotando a un rival que jugó en su cancha, con su gente y por esto el contexto en que Frank Lampard levanta el trofeo junto a Jonh Terry le da un sabor especial a la increíble campaña que Chelsea desarrollo durante la UEFA Champions League 2011-2012.

Autor:  Armesto Ramiro- @rama_armesto