Otra vez internacional


Dado el comunicado emitido en esta semana por AFA, y dada por finalizada la Copa de la Superliga donde también se tuvo en cuenta la primera fecha de dicha competición, Talleres quedó automáticamente clasificado a la próxima copa Sudamericana a disputarse en 2021. A continuación, repasamos como le fue a la ¨T¨ en su última aventura internacional.






Tan solo cinco minutos faltaban para que el partido entre Talleres y Olimpo se diera por finalizado, la ¨T¨ Caía por 2-1 en suelo visitante, sin embargo, el árbitro de aquel partido pitaría penal y seria Guido Herrera, quien tomaría la valentía de hacerse cargo de esa pelota, e intercambiarla por gol. De esta manera comenzaría la aventura del equipo Albiazul, que, gracias a resultados ajenos como la derrota de Racing que cayó ante Colón, lograría otra vez la travesía de disputar una copa internacional. En el sorteo de cruces la ¨T¨ vería que su rival sería nada más ni nada menos que el mítico São Paulo, la primera función seria en el Mario Alberto Kempes. Con un estadio colmado y comandados por el eterno e inoxidable Pablo Guiñazú saldría el equipo Albiazul al campo de juego, por otro lado, São Paulo saldría al terreno de juego con nombres tales como Hernanes; Nene, Everton y Pablo quien se habría consagrado anteriormente como el máximo artillero de la copa Sudamericana. Talleres tuvo una noche soñada, buen despliegue del equipo, buenas actuaciones del equipo, tanto en facetas ofensivas como defensivas. Y, para cerrar la noche dos goles para el recuerdo de Tomas Pochettino y Juan Ramírez le dieron la victoria a la ¨T¨ que tendría su próximo compromiso en tierras brasileñas. Una semana tuvieron que esperar los hinchas del ¨Matador para ver al equipo pisar el mítico y legendario Estadio Morumbi, en lo que fue un partido sin muchas emociones y con un polémico arbitraje, el encuentro tuvo como marcador final el 0-0 y de esta manera se clasificó a la siguiente fase. Su próximo destino era Palestino de Chile.

El partido comenzó favorable para el equipo local, el experimentado Dayro Moreno y Juan Ramírez a los 34 del primer tiempo ya habían adelantado a Talleres en el marcador y de esta manera el resultado se encontraba 2-0 a su favor. Sin embargo, Palestino se despertó y gracias a los tantos de César Cortez y Guillermo Soto emparejaría el global y dejaría con un gusto amargo al conjunto dirigido en aquel entonces por Juan Pablo Vojvoda, en dicho partido a poco del final, el conjunto chileno pudo haberse llevado una victoria, sin embargo, una gran atajada Guido Herrera impidió el tercero del equipo visitante.

El partido de vuelta en tierras chilenas empezó de la mejor manera para Talleres, el equipo en los primeros minutos mostró una buena faceta y tras un gran centro de Pochettino, seria Dayro Moreno quien lograría mandar la pelota al fondo de la red, convirtiendo así el 3-2.  Sin embargo a los 71′ de juego, tras una jugada bien elaborada, Gutiérrez aguantó el balón de espaldas y cedió para el Mago Jiménez, quien definió con precisión y cambio esa pelota por gol, desde allí fue un punto de quiebre para Talleres que no pudo meterse en el juego y minutos más tarde tras un contragolpe, Cristóbal Jorquera marcaría el tercer tanto del encuentro dando así lugar a un global 4-3 a favor del equipo chileno. Los de Vojvoda no pudieron encontrar otra situación más que un tiro libre efectuado por Moreno que pasaría cerca del arco rival, de esta manera la ¨T¨ se despidió temprana e inesperadamente de la copa Libertadores.