Messi y una noche memorable en el Bernabéu

Un recuerdo único de una tarde superlativa del astro argentino, Lionel Messi, gracias a un gol en el último segundo, le dio el triunfo a su Barcelona y marcaba su gol 500 con el club de sus amores.

En el día de la fecha, se cumplen tres años cuando el mejor jugador del mundo le mostró la camiseta a todo un estadio, completando uno de los mejores partidos de toda su carrera y nada más ni nada menos que ante su clásico rival.

Un 23 de abril del año 2017 se enfrentaban por la fecha 33 de la Liga de España, el Real Madrid y el Barcelona, partido crucial por la lucha del campeonato. Un partido que tuvo absolutamente de todo.

El astro argentino parecía que estaba jugando en el patio de su casa, porque eludía con tanta facilidad a las camisetas blancas que se le cruzaban, al punto que tuvieron que pegarle y mucho para derribarlo.


El rosarino ya había puesto el empate en el primer tiempo y cuando todo parecía que el clásico quedaba igualado, a falta de 20 segundos para que el árbitro se lleve el silbato a la boca, Sergi Roberto comanda una contra letal que terminaría con un centro atrás de Jordi Alba para que aparezca Lionel Messi y por medio de un zurdazo, el argentino le daba un triunfo épico al Barcelona.

Y como si fuera poco, en el festejo, el 10 se sacó la camiseta y se la mostró a todo el Bernabéu, un festejo que sacudió al mundo entero demostrándole a la gente del Madrid, quien es Messi. Además, la pulga con ese gol llegaba a la increíble cifra de 500 goles con la camiseta del Barcelona y que mejor que hacerlo frente a tu clásico rival, en el último segundo del partido.


El mejor jugador de la historia lo volvía a hacer, volvía a poner de rodillas al mundo entero con otra actuación brillante y frente al Real Madrid. Un recuerdo único y que con el tiempo se recuerda aún más, porque además de ganar el partido sobre el final y de un festejo icónico, llegaba a los 500 goles con la camiseta que tanto ama. 

Por: Agustín Varela /@VarelaAgustin10