Messi y Ronaldo, la rivalidad más grande de la historia

No hubo una rivalidad tan gran grande como la que estamos viviendo, nunca en una misma época se midieron dos de los mejores futbolistas de la historia y cada año hacen posible lo imposible y es por esto que terminar sus carreras en lo más alto del fútbol.

No vamos a descubrir nada nuevo, el astro argentino y el astro portugués son los dos mejores jugadores del mundo, pero que lo vengan demostrando por más de 15 años, eso no es normal.

En la historia de este deporte podemos encontrar millones de rivalidades que dejaron una huella imborrable, pero quizás nunca se dieron en una misma época. Una de las grandes rivalidades que podemos encontrar es la de Maradona y Pele, aunque cuando se retiraba de las canchas el brasileño, el argentino comenzaba a dar sus primeros pasos.

Pero nunca ocurrió que dos grandes jugadores que marcaron la historia del fútbol, compitan día tras día. Finalmente, las cosas del destino quisieron que sucediera y aparecieron Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

A mediados del año 2009, el portugués pasaba al Real Madrid y en ese momento nadie iba a imaginar lo que estaba por venir, a pesar que ambos jugadores ya eran los mejores, se venía lo mejor. Desde la llegada del luso al club merengue hasta su salida en 2018 marco 450 goles, mientras que el argentino anoto 472 goles, números que marcaron una era.

Los dos mejores del mundo, en los mejores clubes del mundo, vaya curiosidad, aunque se dijo que mientras se mantuvo la rivalidad de Messi-Ronaldo, el clásico de España paso a un segundo plano. Durante casi diez años compitiendo en la misma liga y cada fin de semana nos deleitaron con sus extraordinarias jugadas y sus goles.


Se cruzaron en 29 oportunidades en el clásico del fútbol español, donde el Barcelona de Messi se impuso en 14 ocasiones, empataron ocho veces y el Real Madrid de Ronaldo gano 7 encuentros.

Ambos futbolistas nos han dejado recuerdos imborrables, pero, sobre todo, han sido capaces de destrozar cualquier registro histórico que se les pusiese por delante. Nadie podía pensar que podrían superar cualquier récord que se les pusiera por delante, pero así lo hicieron y siguen escribiendo su propia historia.

Por el lado del argentino, cuenta con un total de 34 títulos en toda su carrera, 70 goles a nivel de selección y 627 goles con el Barcelona. Además, cuenta con seis balones de oro y seis botas de oro como el máximo goleador de Europa. En ambos premios posee en récord como el jugador que más veces los gano.


Sin embargo, el portugués no se queda atrás en cuanto a los números, ya que, a lo largo de su carrera gano 30 títulos, pero en cuatro clubes diferentes, registra 99 goles para su selección y a nivel de clubes lleva hasta el momento 626. Gano cinco balones de oro y cuatro botas de oro.


Como en el fútbol nunca existió algo ni siquiera parecido, tenemos que mudarnos a otros deportes para encontrar algo similar. Como es el caso del básquet, donde Magic Johnson y Larry Bird protagonizaron una gran rivalidad o incluso en el mundo del tenis, donde hasta el día de hoy la preconizan Rafael Nadal y Roger Federer, esta última es quizás la que más se asemeja a lo que representan Messi y Ronaldo.

Estos dos monstruos derribaron marcas históricas que eran imposibles o muy difíciles de alcanzar y todavía más complicadas de superar. En casi una década compitiendo en la misma liga, tanto el argentino como el portugués, se adjudicaron la enorme marca de ser los dos máximos goleadores en la historia del fútbol español, que por mucho tiempo estuvo en mano de Telmo Zarra. Messi cuenta con 438 y Cristiano Ronaldo 311.

También mandan en Europa, porque en la Champions League también son los dos máximos goleadores. Esta vez quien encabeza el primer lugar, es el portugués con un total de 127 goles y cinco orejonas en su palmarés. Mientras que la Pulga, ostenta 114 goles y cuatro Champions levantadas.


Además, llevaron la rivalidad afueras de las canchas, cruzándose hace más de 12 años en la gala del Balón de oro o de cualquier otro premio, ya que, siempre eran los dos favoritos a llevarse las distinciones individuales por sus actuaciones a lo largo de todos estos años.

No hay ningún jugador en toda la historia que haya sido capaz de mantener este ritmo de exigencia, durante tantos años consecutivos y en equipos de primer nivel mundial. Y eso es lo que realmente hace de esta una rivalidad histórica y única en los registros de este deporte.

Cada año se “ayudaban” a superarse y ser cada vez mejores, si uno hacia tres goles en un partido, el otro hacia cuatro y así fue por toda una década. Una rivalidad saludable, que los alimento a ambos a no parar y seguir en la búsqueda de más objetivos.


Podemos decir que somos unos privilegiados en poder vivir en la época de estos dos fenómenos y fuera de series, el día de mañana vamos a hablar por muchos años de esta rivalidad que marcó un antes y un después en el mundo del fútbol.

Somos y seremos testigos de presenciar a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo, que por mucho tiempo y hasta este momento nos los pasamos comparando y no disfrutándolos como debería ser. Quizás a algunos les guste uno por encima del otro, pero no podemos negar que son los dos mejores y que posiblemente en el día de mañana no veremos nada algo igual. Seguramente estos dos astros del fútbol mundial, terminen en lo más alto de la historia de este deporte.

Por: Agustín Varela /@VarelaAgustin10