#EspecialesSelecciónF9: La Argentina campeona del 86´.

En este segmento hablamos sobre planteles históricos de la Albiceleste. Hoy es el turno de la campeona del Mundial de México 1986.



Tras el golpazo de Menotti en el Mundial de España 82´, Carlos Salvador Bilardo tomaba el timón del barco. El Doctor tenía unas ideas o filosofías muy opuestas al Flaco, pero sin embargo plasmó en cancha un equipo muy interesante en lo táctico y lo estratégico.

Bilardo fue muy cuestionado al principio de su ciclo. No era gratificante ver jugar a la Selección -según dicen-, la forma de desenvolverse era "extraña" . Y, entre otras cosas, despegó una polémica cuando le dio la capitanía a Diego Maradona, excluyendo a Daniel Passarella.

Mundial de México 1986, en los primeros partidos, Bilardo disponía en cancha dos líneas de cuatro jugadores, rombo en el medio y dos puntas fijas para hacer daño. Esquema clásico, utilizable, repetido con frecuencia en muchos de los partidos. Nada novedoso por entonces.



Cuartos de final. ¿El rival? Inglaterra. El Narigón abandonó sus costumbres y pateó el tablero. Armó un planteo maravilloso. Consistía en un líbero, dos stoppers, cinco volantes y Maradona de delantero con Valdano. ¿Defensivo? para nada. Olarticoechea, por citar, hacía el esfuerzo de lateral-volante. Sí, fue Bilardo el arquitecto de esa función. 

El mediocampo Argentino tenía movilidad, toque y la pelota circulaba. Pases cortos y frecuentes cambios de frente. Giusti o Batista podían ser la salida del fondo. Ruggeri se adelantaba con la pelota en sus pies. Diego era el nexo, el conector del medio con Valdano, el referente de ataque.

Así jugaba el equipo del Doc. Atacaba, sí. Pero defendía mejor. Dato: Pumpido nunca enfrentó mano a mano a un delantero rival. Bilardo y sus locuras fueron premiadas por la prestigiosa revista inglesa La Word Soccer, que lo tituló "El último sistema táctico del Siglo XX". La Selección del 86´ fue simplemente maravillosa.

- Francisco Rodríguez - Twitter: @FranRodriguez39