Un poco de tranquilidad entre tanto caos

Con la mayoría del país en estado de cuarentena debido a la pandemia que tiene preocupado a todo el mundo, Quilmes es probablemente uno de los pocos equipos beneficiados con este paro en el fútbol. El conjunto de Facundo Sava el 15 de marzo disputó su último encuentro donde consiguió un triunfo ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy que le dio un respiro.

El último partido que disputó Quilmes fue a puertas cerradas, con la pandemia como noticia central todos los días y con un estado de cuarentena que estaba al caer. Los últimos encuentros de Quilmes ya contaban con un clima denso para los jugadores y cuerpos técnico, donde el nerviosismo estaba presente ante el flojo rendimiento del cervecero. La buena noticia de esta situación es que Sava se encontraría con un plantel con Mariano Pavone y Alan Alegre ya recuperados cuando se retome el torneo a falta de 9 fechas para el final.

Estos últimos días, fueron días movidos en el club partiendo desde la suspensión de actividades,el 19 de Marzo antes de comenzar la cuarentena el plantel recibió su plan de entrenamiento para realizar en sus respectivas casas y el club puso sus instalaciones a disposición de las autoridades sanitarias,provinciales y municipales para la atención de personas con coronavirus.

La última noticia relevante en el club, tiene que ver con el Estadio Centenario que se puso a disposición de las fuerzas armadas y será la base las misma para la logística llevada a cabo en la ciudad de Quilmes. El cervecero fue de los primeros clubes en ponerse a disposición para lo que se necesite en un momento como este, además el Estadio Centenario cuenta con comodidades que serán de gran ayuda para el ejército, debido que ahí mismo se encuentra la “Villa Centenario” lugar donde concentra el plantel previamente a los partidos.