Los 40 de Ronaldinho, el héroe de nuestra infancia

El astro brasileño está celebrando sus 40 años de edad y como regalo que mejor que recordar los grandes momentos de la carrera del idolo de todos cuando eramos chicos.

En el aniversario número 40 de Ronaldinho, aquel gran jugador que supo ganarse el cariño de toda la gente por su magia y talento dentro del capo de juego, con una trayectoria increíble y no le quedó título por ganar.

El astro brasileño jugo en Gremio, PSG, Barcelona, Milán, Flamengo, Atlético Mineiro, Querétaro y finalizo su carrera profesional en el Fluminense. A lo largo de su carrera, Ronaldinho conquisto 19 títulos, entre los más importantes está el Mundial que consiguió con Brasil en el año 2002, la Champions League del 2006 con el Barcelona y la Copa Libertadores con Atlético Mineiro en 2013 para coronar una trayectoria única.

El punto más alto de su carrera sin lugar a dudas fue en el Barcelona, donde arribo en el año 2003 y el brasileño le devolvería la identidad al conjunto blaugrana posicionándolo nuevamente donde pertenece, en lo más alto. Sus grandes gambetas y lujos dentro del campo de juego, le dieron la posibilidad de ganar el Balón de oro en el año 2005.


Aplaudido y rendidos a sus pies por sus propios rivales, quienes tuvieron el privilegio de sufrirlos en persona, pero más maravillados por su magia con la pelota. Con su sonrisa en cada partido contagio al propio club y le devolvió la sonrisa al Barca conquistando en 2006 la Champions League con el brasileño siendo el gran protagonista de aquel título.

Otro de sus grandes momentos en su carrera lo vivió con la camiseta de su país, la Verdeamarella, donde su camino con la selección de Brasil comenzó en el año 1999 y ese mismo año levantaría la Copa América.

Pero el logro más importante de la carrera de este fenómeno del fútbol mundial fue en el año 2002 cuando toco el cielo con las manos al obtener la Copa del Mundo luego de vencer en la final a Alemania. En dicho mundial marco dos goles, uno a China en fase de grupos y el mítico gol de tiro libre a Inglaterra en los cuartos de final. Con la selección de Brasil jugo 103 partidos, marcó 53 goles y ganó tres títulos.  


En tanto que, jugando en su país, lo hizo con cuatro camisetas diferentes, el que lo vio nacer fue Gremio donde debuto en el año 1998 y a partir de ese momento la historia ya la conocemos todos. Con el Gremio conquisto el Campeonato Gaúcho.

Ya en el 2011 arribo nuevamente a su país tras su paso por el Milán y lo haría con la camiseta del Flamengo. En el cual jugo tan solo dos años, pero la magia y el talento cautivo a todos los hinchas a los que le regalo grandes goles como nos tenía acostumbrados. Jugo un total de 72 partidos y marcó 28 goles, ganando el Campeonato Carioca.

Y su punto más alto en su casa fue en el Atlético Mineiro donde obtuvo la Copa Libertadores y con ese logró se convirtió en uno de los pocos futbolistas en la historia en ganar Champions League y Copa Libertadores. Fue la gran figura de esa conquista y, además, ganó un año después la Recopa Sudamericana.


Finalmente, el héroe de todos, colgó los botines vistiendo la camiseta del Fluminense en el año 2015, tan solo jugo nueve partidos y no convirtió ningún gol. Y ese día el fútbol despidió a Ronaldinho y la pelota le agradeció por todos sus lujos y las geniales gambetas que no nos olvidaremos nunca.

Hoy a sus 40 años, el ídolo de todos no vive su mejor momento ya que, se encuentra preso en Paraguay, pero ante todo nos regala una sonrisa a pesar del duro momento. Esa sonrisa que conocimos cuando bailaba dentro de la cancha y desparramaba jugadores.

¡Feliz Cumpleaños, Ronaldinho!

Por: Agustín Varela / @VarelaAgustin10