Lo agarró la peste


All Boys derrotó a un flojo Quilmes en un partido de necesitados, de cara a la recta final del torneo. El cervecero hace tres fechas que no gana, y los dirigidos por Sava fecha a fecha demuestran tener más dudas que certezas.

Foto: @caallboys

Apenas Yamil Possi dio el pitazo inicial, Quilmes tomó la iniciativa del juego por el medio del campo en vez de hacerlo por las bandas como venía haciendo. Llegando a los primeros diez minutos de juego Pavone sacó un remate en el área que contuvo en dos tiempos Pucheta, y poco después Parra casi convierte el primero gol de la tarde tras un centro que Ledesma sale tarde y el balón cae apenas arriba del travesaño. 

A a los veinticinco minutos Pucheta debió salir por lesión para el ingreso del arquero suplente, Nahuel Losada. El desarrollo del partido en el primer tiempo se basó un golpe por golpe con Quilmes creando juego por el medio y la “Peste” aprovechando los espacios que dejaba la visita, aunque contó con pocas situaciones de peligro. El correr de los minutos mostró los problemas de Quilmes para salir desde el fondo, y de esta forma Celiz robó una pelota en la puerta del área y por poco no termina en gol del albo. Sobre el final del primer tiempo,el local se apuro haciendo un lateral rápido para que Celiz tire un buscapié que logra conectar Ferrari para poner el 1-0, sorprendiendo a la defensa cervecera y de esta forma el local se iba al descanso con la ventaja en el tablero.
En el complemento los dirigidos por Pepe Romero apostaron a explotar los huecos que deje Quilmes, y así se jugó el segundo tiempo. A diferencia de otros partidos, los dirigidos por Sava crearon muy pocas situaciones para igualar el encuentro. Aunque All Boys defendía con sus 11 jugadores atrás de mitad de cancha tuvo la chance de liquidar el partido en dos ocasiones: primero tras un mal cabezazo de Culio hacia atrás que dejó mano a mano a Mirko Ladrón que se fue solo contra Ledesma pero no pudo con el arquero que le terminó sacando la pelota con el pie, y la otra situación pasó por los pies de Parra tras un buen pase de Iacobellis con un remate que pasó cerca del palo izquierdo. El cervecero no pudo terminar de plasmar el buen juego que de a ratos venía mostrando y en el segundo tiempo no hizo más que empujar con centros, y aunque le dio trabajo a Losada el local aguantó el cero en su arco sin sufrir.

All Boys jugó el partido como una final y tuvo su premio, mientras que Quilmes no lo jugo asi, y solo continuó demostrando los problemas que tiene en la definición y lo fácil que es hacerle goles a un equipo que no da garantías en defensa. Con la derrota de esta tarde, los de Sava se hunden en el fondo de la tabla a solo dos puntos del puesto de descenso.

- Ramiro Armesto
Twitter: @Rama_armesto