La Premier League podría volver a la acción a puertas cerradas

Con el coronavirus azotando el continente europeo, una de las ligas más importantes del mundo tendría ya fecha de regreso: el primero de junio.



La situación en Gran Bretaña con respecto al coronavirus se va agravando a medida que van pasando los días. Los infectados suben y todas las actividades deportivas se fueron parando una tras otra. Entre ellas está la Premier League, que tuvo que suspender todas sus funciones hasta el dos de abril.

La idea de jugar los partidos a puertas cerradas parecía algo poco probable, teniendo en cuenta el nivel de contagio y el impacto económico que podría tener esa decisión. Sin embargo, desde la Professional Players’ Association (PFA) habría llegado la orden de revertir esa medida y crear un nuevo plan para reanudar la temporada.

De hecho, de acuerdo a The Telegraph, el objetivo es volver a jugar partidos el primero de junio (a puertas cerradas), finalizando la liga en un período de seis semanas hasta el 11 de julio - cuatro semanas antes del comienzo de la temporada 2020/21. Esto incluye todos los partidos de la FA Cup que faltan jugar. 

Bobby Barnes, director ejecutivo adjunto de la PFA, ha revelado que la mayoría de sus miembros ya han aceptado que ‘no hay otra alternativa’ que jugar a puertas cerradas los partidos restantes. “He estado hablando con jugadores de la Premier, incluidos dos o tres de alto perfil, cada uno de estos últimos días, y las conversaciones giraron alrededor de ellos no queriendo jugar a puertas cerradas”, señala Barnes. “Pero la realidad es que para la mayoría de los jugadores, gran parte de sus ingresos provienen de los derechos de televisión, y esos contratos deben cumplirse. Si la única alternativa para que los contratos se protejan, el calendario sea completado y los acuerdos comerciales sean respetados, es jugar a puertas cerradas, creo que tenemos que juntarnos todos y hacer un sacrificio para intentar encontrar una solución para la industria”, agrega el director.

Además, Barnes sostiene que los jugadores ‘entienden la narrativa’, y ‘hay que estar abiertos a todas las opciones’.