La Academia hundió aún más al Estudiantes de Desábato.

En la lluviosa noche de La Plata Racing derrotó 1-2 a Estudiantes, en condición en visitante, y así terminó el año en la cuarta posición, mientras que el pincha, tras la renuncia de Gabriel Milito, no levanta cabeza y no conoce la victoria hace 5 partidos.

Resultado de imagen para estudiantes 1 racing 2 fecha 23
El "Churry" Cristaldo disputando una de las tantas pelotas del partido.

La última fecha de la Superliga se cerró en la ciudad de La Plata, más precisamente, en el estadio Jorge Luis Hirschi, mejor conocido como "1 y 57". La Academia de Sebastián Beccacece se enfrentó a un Estudiantes con nuevo entrenador: Leandro Desábato. El ex jugador del pincha fue confirmado como entrenador del primer equipo, recordemos que Gabriel Milito Renunció el pasado miércoles tras la histórica derrota de Estudiantes ante Laferrere por Copa Argentina.


Desde la previa había un claro favorito, y ese era Racing. A medida que trascurrieron los noventa minutos se pudo apreciar que el pronóstico previo no era para nada erróneo. El equipo de Beccacece se destacó principalmente en la segunda mitad.
El primer tiempo fue muy peleado por ambos equipos. Racing apostó a los desbordes de los laterales y el desequilibrio del Rayo Fertoli y el joven promesa Benjamín Garre, nieto del reconocido lateral izquierdo campeón en Mexico 86'. Y estos últimos dos serian fundamentales en la producción del primer grito sagrado del encuentro. Minuto 44, gran desborde del pibe, centro atrás con su pierna menos hábil y la aparición del ex Newell´s que definió ante un Andújar que no logró detener el remate. Racing se puso arriba en el partido, donde prevalecía el sacrificio de Cristaldo en la marca, los quites de Miranda, los pases de Nery Domínguez y un equipo que no dejaba jugar al rival, que todo lo contrario, estaba desorientado y el balón era una carga que le duraba pocos segundos.

La Academia nunca dejó pensar a Estudiantes. Una constante en el encuentro fue la presión alta del visitante, aspecto con el que pincha no pudo lidiar en  ningún momento del partido y la pelota siempre terminaba en el aire. Racing era más que el local, que no logró detener las triangulaciones, el circuito de juego del equipo de Avellaneda. El León era todo lo contrario a La Academia, no porque no lo quisiera serlo, sino porque no podía. Buscaban las segundas pelotas y algún aislado envió a Retegui, que esperó en el área los balones que nunca llegaron. A esto hay que sumarle la  presión despareja, jugadores del rival que recibían sin marca y futbolistas pinchas que corrían y no tocaban la pelota.
El partido continuó con esta tónica, donde en Estudiantes reinaban las imprecisiones, pero cabe aclarar que estas eran forzadas. Racing era un equipo cargoso, incasable, y los pincharratas no tenían tiempo de pensar, de ser creativos, porque el visitante no lo permitió en ningún momento. De esta manera es como Beccacece y sus dirigidos lograron el segundo gol. Mal rechazo de Schunke tras no tener opción de pase, cabezazo rápido de Fertoli, Cristaldo quedó frente al arco y no perdonó. Derechazo potente al palo izquierdo del arquero, que supo estar en la selección Argentina, pero que otra vez no pudo hacer nada.

El caudal de lluvia en La Plata era cada vez mayor y el partido se iba consumando. La fórmula de ambos equipos no cambio, aunque si lo hizo el resultado. A los 43 minutos del segundo tiempo, Iván Erquiaga, lateral pincha, tiró uno de los tantos centros, en este caso en dirección a Mauro Díaz, que remplazo a Retegui. Rechazo de Nery Dominguez y en el rebote la pelota le quedo a Nahuel Estévez, el jugador no dudo y remató al palo izquierdo de Gabriel Arias. Imposible tiro para el Argentino nacionalizado Chileno, no solo por la dirección, sino también por la potencia del mismo.

Así Estudiantes se ilusionó con el empate. Beccacece no lo podía creer, a falta de un minuto para que termine el cotejo, Néstor Pitana cobró una falta inexistente de Iván Pillud. "Sí no se sufre no vale", dice la frase. Ese último tiro libre fue una síntesis del pincha en el partido: Sin ideas ni jugadas preparadas, la pelota fue punto penal y finalizó sin peligro alguno para el visitante. Suspiró el ex entrenador de Independiente, Racing logró la victoria, en este caso, merecida, ya que fue amo y señor de la pelota en grandes transcursos del encuentro.

De esta manera La Academia festejó y por el otro lado se encuentra  el pincha, un barco que cada vez se sumerge más y que intentará salir a flote en la Copa de La Superliga. Se terminó el torneo local para ambos.


Iván Ondrejka Fernández
@ivanondrejka